El Papa Francisco se encontraba en plena misa en la Basílica de San Pedro en el Vaticano este viernes cuando de repente cayeron pequeños fragmentos del techo lo que obligó a evacuar el sector.

El desprendimiento se produjo a la izquierda del altar principal mientras Francisco rezaba la misa en la que ordenó a cuatro nuevos cardenales. El sector tuvo que ser evacuado y precintado para resguardar al pontífice y al público por igual.

Algunos testigos dijeron a Télam que la misa «continuó de manera normal» luego de la actuación del personal de la basílica.

Francisco impuso sus manos y entregó los atributos cardenalicios a Mons. Michael Czerny SJ, subsecretario de la sección migrantes y refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, que fue elegido Arzobispo titular de Benevento; Mons. Paolo Borgia, elegido Arzobispo titular de Milazzo y nombrado Nuncio Apostólico; Mons. Antoine Camilleri, elegido Arzobispo titular de Skálholt (Islandia) y nombrado Nuncio Apostólico; y Mons. Paolo Rudelli, elegido Arzobispo titular de Mesembria (Bulgaria) y nombrado Nuncio Apostólico.

Este fin de semana, el pontífice tiene previsto dar dos misas en el mismo lugar, una mañana para la creación de 13 nuevos cardenales, y otra el domingo para la inauguración del Sínodo de obispos dedicado a la Amazonía.

Fuente El Ancasti Digital