El astro argentino reveló que en 2013 quiso irse de España por «los maltratos» y ahora puso en duda su sueño de jugar en Newell»s. También habló de la amistad con Neymar y la relación con Griezmann.

El astro argentino Lionel Messi reveló que entre 2013 y 2014 pensó en abandonar España «por los maltratos» y que ahora «está cada vez más convencido que quiere retirarse en Barcelona», poniendo en dudas su interés de jugar en Newell»s.

«Mis peores momentos fueron por allá en 2013 y 2014 cuando tuve problema con Hacienda. Fue una época fue muy difícil para mí. La gente no se entera de lo que está pasando. Fui el primero y por eso fue tan duro todo. A partir de que se ensañaron y que iban a por todo conmigo mostraron que iban a por los deportistas», dijo en una entrevista con la radio catalana RAC-1.

Y añadió: «Fue duro. Afortunadamente mis hijos eran chiquitos y no se enteraban de nada. Tuve en la cabeza largarme, no por dejar el Barça, sino por querer irme de España. Me sentía maltratado y no quería seguir más acá».

Sobre su futuro, admitió que aún no ha hablado con el club de la renovación de su contrato que vence en 2021, pero que lo hará en cualquier momento.

«La idea mía es acabar mi carrera acá por lo que siento por el club, por lo familiar, lo bien que estamos en esta ciudad y no me gustaría cambiar a mis hijos de ciudad. Yo viví lo que eso y es duro y no quiero que pasen por lo mismo», confesó.

En cuanto a cuánto tiempo más prolongará su carrera, Messi, de 32 años, sostuvo que «me voy midiendo cada año y veo si estoy bien o mal», aunque señaló que ya está en una edad «en la que empieza a costar» y «quiero estar bien, compitiendo y ayudando».

Convencido que quiere retirarse en Barcelona

Por otro lado, contó que uno de sus mayores temores era que Neymar, su amigo y ex compañero, pasara al Real Madrid si el Barcelona no lograba volver a contratarlo esta temporada, algo que finalmente no sucedió porque el brasileño se quedó en el PSG francés.

«Sinceramente pensé en un momento, sobre todo en este mercado, que si no venía acá se iba al Madrid porque él tenía muchas ganas de salir del PSG», afirmó el crack rosarino. «Y yo creía que Florentino (Perez) y el Madrid iban a hacer algo para llevárselo», admitió.

Messi insistió en que quería que su amigo regresara al Barcelona, algo que finalmente no sucedió: «Yo quería que Ney viniese. Tenerlo en nuestro equipo era tener muchas más opciones».

«Por la manera en que se fue, buena parte de socios no quería que viniese. Por lo deportivo me disgustó. Al poco de irse se dio cuenta de que había tomado una mala decisión. Pensé que si no venía acá se iba al Real Madrid porque él tenía ganas de irse del París», insistió.

Messi también se refirió a los rumores sobre su supuesto desacuerdo con el fichaje de su compañero Griezmann, por el que el Barcelona pagó 120 millones de euros al Atlético de Madrid.

“Es mentira que yo no quisiera que viniera Griezmann. En el primer año se le quiso traer, recuerdo declaraciones que hice y dije que era uno de los mejores, y los mejores siempre son bienvenidos para el proyecto ganador que queremos todos», concluyó el rosarino.

La entrevista completa: