Bagley adelantó las vacaciones para sus empleados producto de la crisis y porque las empresas buscan bajar el sobre stock que tienen.

Héctor Morcillo, titular del gremio de trabajadores de Industrias, dijo a Cadena 3 que aunque la medida está dentro del marco legal, «es un perjuicio para los trabajadores por el escaso poder de compra y porque los hijos están en la escuela».

«Más que un beneficio, es un trastorno», opinó.

Para el sindicalista «se está transfiriendo el ajuste a los trabajadores porque una de las herramientas que encontraron las empresas es el fraccionamiento o adelanto de las vacaciones».

«En Tucumán las empresas fraccionaron vacaciones dos semanas, en la molienda de maíz ya había ocurrido en Arroyito y en Bagley Córdoba y Totoral también se han fraccionado vacaciones en el mes de julio y de octubre», amplió.

«La finalidad de la empresa es bajar stock, pilotear esta baja de demanda y caída del consumo hasta que se vean indicadores que vayan reactivando el consumo», lamentó.

Informe de Juan Pablo Viola

Fuente Cadena 3 Argentina