El doctor Fernández contó que “hace un año y medio me invitan a la Oficina de Reasignación del Hospital Vera Barros, porque había muchos pacientes que habían empezado con el tratamiento de hormonización para la reasignación de género y quería un cirujano para completar lo que es lo que es la cirugía de pectoral, es decir la mamaria para completar la reasignación quirúrgica que buscan estos pacientes que quieren tener su propia identidad”.  

De esa manera, “empezamos a trabajar y ya tenemos 10 casos operados en La Rioja, es un número interesante para nosotros, porque estamos a la altura de ciudades como Mendoza que tiene 12 casos en un año y nos pareció bastante importante nuestra casuística”.

Relató que “Nación nos comprometió para el próximo año de ser formadores de médicos para el norte, vamos a formar médicos a capacitarlos en lo que es la reasignación quirúrgica pectoral y nosotros vamos a  capacitarnos en faloplastía y vaginoplastía en la ciudad de la Plata”.  

El doctor explicó a que se le llama reasignación de género cuando “las personas que buscan su identidad sexual,  buscan parecerse al sexo que ellos se ven identificados, en el caso de una mujer que quiera reasignar su género va a buscar parecer su pectoral al de un hombre y eso es lo que hacemos con la cirugía de reasignación, para eliminar quirúrgicamente las glándulas mamarias, volver armar el musculo pectoral y armar el tórax de esta ex mujer que ahora es hombre para que su tórax sea lo más masculino posible”.  

Al respecto contó su experiencia, Ian “un paciente que lleva un mes y 40 días operado con éxito. Es un paciente que venía con un tratamiento de hormonización, llegó el momento quirúrgico, se lo preparó y ya está en pos operatorio”.

Ian habló y contó “tenía vergüenza de mostrarme por miedo a lo que iban a decir, me sentí discriminado muchas veces ya sea de forma pasiva o activa pero lo supe llevar, y hoy no me interesa mucho que piensan los demás, sino que me centro en lo que quiero yo y ser feliz con los que me rodean y apoyan”.

Por último expresó “me siento más cómodo, más libre para mostrarme, antes me daba vergüenza salir a la calle vestirme porque me fajaba y había ropa que no me quedaba bien pero desde que me operé cambio muchísimo eso”.

Fuente El Independiente