“El auto que yo estaba por comprar se lo vendieron a siete personas. Se lo entregaron a alguien y está sin papeles”, reveló uno de los clientes afectados en diálogo con Noticiero Doce. Este miércoles, la fiscalía de Instrucción Subrogante, a cargo de Andrés Godoy, desbarató a una megabanda que se dedicaba a estafar a través de la venta de autos 0KM y usados

Personal de la División Delitos Económicos de la Policía de la Provincia de Córdoba junto al Área Tecnología Forense de Policía Judicial realizó más de 15 allanamientos, dos de ellos en los puntos de venta ubicados sobre Caraffa y Octavio Pinto en la ciudad de Córdoba. Las maniobras ilícitas se hicieron a través de los nombres comerciales Global Go y Grupo Summa, a quienes se los investiga por asociación ilícita.

De acuerdo a lo que informaron desde el Ministerio Público Fiscal el monto de la defraudación es millonaria y son más de 300 los damnificados. Los integrantes de la banda tenían varias modalidades para seducir a los posibles compradores, quienes debían entregar una suma de dinero, firmar un contrato y luego podían realizar aportes mensuales hasta cancelar un porcentaje del auto.

Pero cuando debían retirarlo de alguna de las sucursales, los vendedores siempre tenían alguna excusa, como por ejemplo, que había subido el precio por la inflación, el aumento de los costos, entre otras. Según detallaron desde la fiscalía, después de excusarse pedían más dinero y así proceder a la entrega. Algo que jamás sucedía. 

“La asociación ilícita estaba integrada por al menos 12 personas, tres de las cuales revisten el carácter de jefes u organizadores”, detallaron. En este momento, dos fueron detenidos y uno se dio a la fuga. Además, secuestraron más de 45 vehículos y 10 motos “que exhibían para captar a los potenciales clientes”.