El molino harinero José Minetti comenzó a enviar los telegramas de despido y ayer pidió a la Justicia provincial la apertura del concurso preventivo de acreedores.

Como causas, afirmaron que han pasado 10 meses sin actividad por el conflicto con sus 150 trabajadores, ante el retraso en los pagos de salarios y contribuciones.

A esto hay que sumarle la caída abrupta del consumo, el elevado costo financiero del capital y el aumento en el precio del bioetanol.

La planta está parada hace cuatro meses y los empleados expresaron que «no produce por decisión y administración especulativa de la empresa». Si bien los conflictos comenzaron en noviembre del año pasado, el  23 de agosto se levantó la toma, pero dicen los trabajadores que son los directivos quienes no van a la planta. Además, por la falta de pago, hay retención de servicio por parte del personal.

Los empleados denuncian también que la empresa no cumple los acuerdos firmados en actas y tampoco se presenta a las audiencias del Ministerio de Trabajo.

Fuente El Doce Tv