Lanús Central Córdoba de Santiago del Estero se vieron las caras en la primera semifinal de la Copa Argentina, disputada en La Rioja. El remodelado estadio Carlos Augusto Mercado Luna fue el escenario del espectáculo sorpresivo que animaron los norteños y los del sur.

Durante la primera etapa el Granate intentó exponer su jerarquía con las intervenciones del Pepe Sand, Carlos Auzqui Facundo Quignón, pero el palo y las notables reacciones del Ruso Rodríguez evitaron el tanto bonaerense.

El sol radiante que invadió al terreno de juego acompañó al intenso calor que atentó contra el estado físico de los más experimentados. Todo parecía que la serie se iba a resolver a través de los penales, pero a los 10 minutos del segundo tiempo Cristian Vega desenfundó un disparo imposible para Agustín Rossi, quien sólo atinó a observar cómo la pelota se clavaba en el ángulo superior izquierdo del arquero.

Además de los 3.150.000 pesos de premio, el equipo santiagueño también quedó a un paso de clasificar por primera vez a la Copa Libertadores, si es que River se impone en la final a Flamengo el próximo 23 de noviembre.«Siempre voy convencido a pegarle y por suerte entró. Fuimos un equipo corto, con transiciones rápidas y gracias a Dios nos dio la chance de jugar la final. Espero que sea River e lrival«, aseguró Vega, el héroe de la jornada.

Antes que Lanús, el Ferroviario había dejado en el camino a Estudiantes de La Plata, Villa Mitre de Bahía Blanca y All Boys. Con su ilusión intacta de escribir el capítulo más glorioso de su historia, el combinado de Santiago del Estero se dirimirá el título del campeonato más federal del país ante River Estudiantes de Buenos Aires.