Una joven se arrojó desde un primer piso cuando estaba siendo víctima de un ataque sexual, perpetrado por uno o más sujetos que entraron a robarle en su domicilio, ubicado en la zona sur de la capital.

El episodio ocurrió en horas de la siesta en un domicilio ubicado en Jardín del Sussex, detrás de la distribuidora de gas.

«El desgraciado este la quiso agarrar a mi hija, ella saltó por esa ventana, se podría haber quebrado. En su desesperación porque ese sinvergüenza no la agarre. Cuando mi hija lo sorprende, le grita y ahí ella sube corriendo. Él la sigue hacia los dormitorios, ella abre y se larga por la ventana. No se puede vivir así», dijo la madre de la jovencita en diálogo con Radio Valle Viejo.

Afortunadamente la muchacha no sufrió lesiones de consideración.

Los vecinos se mostraron indignados porque los hechos de inseguridad en la zona son muy frecuentes.

Fuente El Esquiu