Se trata de una réplica de la que arribó por primera vez a Caleta Olivia hace 40 años traída por los residentes oriundos de esa provincia norteña.

Junto a la inmaculada escultura de la “virgen morenita” llegaron los obispos diocesanos de Catamarca, Luis Urbanc; de Chubut, Joaquín Gimeno Lahoz y de Santa Cruz, Jorge Ignacio García Cuerva.

La réplica arribó en las primeras horas de la tarde del sábado al aeropuerto de Comodoro Rivadavia en un vuelo regular de línea y desde allí fue transportada en una camioneta por la ruta Nacional 3, en medio de un temporal de viento de regular intensidad.

En la plazoleta donde se levanta la figura ícono de Caleta Olivia, hombres, mujeres, adolescentes, niños y adultos mayores comenzaron agitar pañuelos blancos cuando divisaron en principio a un autobomba y a motociclistas policiales del Comando Radioeléctrico que antecedían al vehículo que transportaba la imagen religiosa.

Más tarde, luego de una breve presentación a los pies de monumento habitualmente denominado Gorosito, hubo una procesión hasta la parroquia que lleva el nombre de la santa patrona de Catamarca.

Fuente El Patagonico