Son muchos los casos en los cuales se denuncia de manera pública que funcionarios utilizan a los empleados del Estado para realizar obras o tareas particulares en las propiedades.

Así como son muchas las denuncias, contrariamente son muy pocas aquellas que llegan a una condena.

Lo sucedido en la provincia de Córdoba se puede decir que es algo singular, dado que la Justicia Federal condenó a un exdirectivo de la empresa estatal Fadea, Juan Carlos Giraudo, por el delito de peculado, y le impuso la pena de dos años de prisión en suspenso e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

De acuerdo a lo que señala los medios nacionales el exfuncionario de la fábrica de aviones del Estado nacional hizo construir la reja de su casa utilizando recursos públicos tanto materiales como humanos, en el año 2011 cuando el acusado ocupaba el cargo de Gerente de Ventas.

Según el fiscal de la causa, el acusado envió en vehículos oficiales a trabajadores a su vivienda para que instalen un portón y sus respectivas rejas.