A través de un escrito difundido por medios internacionales, el Papa Francisco expulsó a un cura chileno quien está acusado de cuatro hechos de abuso sexual en contra de menores de edad.

Fue así, que Francisco impuso la «dimisión del estado clerical» al ex canciller del Arzobispado de Chile, Óscar Muñoz Toledo, quien está acusado de estos aberrantes hechos en contra de niños.

«El Santo Padre Francisco impuso la dimisión del estado clerical ‘ex officio et pro bono Ecclesiae’ a Oscar Muñoz Toledo, por los delitos de abuso sexual de menores», señaló el Arzobispado de Santiago.

El Ministerio Público de la región de O’Higgins, en el sur de Chile, acusó a Muñoz Toledo por cuatro delitos de abuso sexual de menores y uno de estupro, y solicitó penas que superan los 20 años de cárcel.