Maxi, un niño de 6 años, volvió a vivir gracias a Neiber González López: el hombre lo rescató del fondo del río Limay donde se había ahogado.

El pequeño fue visto por un grupo de niños que este lunes se bañaba en el río de Neuquén y llamó la atención del adulto que -sin dudarlo- se arrojó al agua para ir en su auxilio.

«Estaba en el fondo del agua, no estaba flotando»

«Mi señora estaba bañándose en la orilla con una amiga, mi nene quiso arrimarse y en eso escuchamos que otros nenes gritaron que había un pequeño abajo del agua que se estaba ahogando», relató Neiber. 

Y continuó: «Nosotros no veíamos nada y cuando me arrimo a las piedras se notaba algo pero no se distinguía bien».

Neiber recordó que el pequeño Maxi «estaba en el fondo del agua, no estaba flotando».

«Dejé a mi nene en las piedras con mi señora y me tiré. Lo agarré (a Maxi) de la cintura y nadé hacia la orilla. Cuando lo saqué le hice RCP. Había mucha gente gritando, era un lío», agregó. 

«El nene estaba sin vida, desmayado total»

Aseguró que cuando sacó a Maxi del agua, el niño «estaba sin vida, desmayado total». 

Después de vivir ese momento de angustia y tensión, el padre de Maxi se acercó a Alejandro y le agradeció con un abrazo y lágrimas en los ojos. 

«Dios quiso que estuviéramos ahí», completó.

Informe de Juan Bernaus.

Fuente Cadena 3 Argentina