Descendiente diaguita que era es el Curaca de la Comparsa de Huachaschi, grupo ancestral que conserva costumbres de los pueblos originarios, era un símbolo de los orígenes diaguitas. Declarado ciudadano Ilustre en 2013 y en 2016 impusieron su nombre a la plazoleta del distrito Huachaschi.

Franti Herrera Curaca de la Comparsa de Huachaschi o también conocida como las “mascaritas”, es una manifestación cultural que lleva muchos años no solamente representando el carnaval sino también realizando el carnaval en Andalgalá. Es un grupo que en sus prácticas y posiciones asume la función de memoria colectiva y popular a la vez que es la manifestación viva del pasado y el presente de parte de la cultura de nuestro pueblo.

Dentro de este grupo, actualmente, era el integrante más antiguo el señor Francisco Herrera que esta integrando la comparsa desde el año 1960 cuando a la edad de 9 años comenzó a participar en estos rituales ancestrales, que tienen más de dos siglos de vida.

Su testimonio nos da a conocer el origen de la comparsa de Huachaschi el cual se remonta a la época de los jesuitas, cuando los aborígenes de la zona atendían lo que se conoce como “La Finca del Colegio” y que colinda con el condado de Huasán. Según algunas versiones, se cuenta que en determinado momento la reina Isabel decreto nueve noches y nueve días de franco para que estos nativos salieran a festejar su fiesta que por instrucción de la misma reina se llamó “Carnaval”.

Como dato histórico, cabe mencionar que en el año 1948, el gobierno de turno les prohibió la práctica que llevan adelante en la época del carnaval, volviéndolas a retomar en 1952, en forma interrumpida.

Es así que en la actualidad los integrantes de la comparsa rememoran esos viejos tiempos.