Otra familia vivió una odisea culpa de los ladrones en Córdoba. A las 10 de la mañana, una mujer cargó cosas en el auto, acomodó su beba de un año y medio y abrió el portón para salir de su casa en barrio Parque Capital.

En ese momento, dos delincuentes que pasaban por el lugar aprovecharon para reducirla, subirse al vehículo y escapar a toda velocidad. Desesperada porque su hija quedó en el asiento de atrás, la madre se agarró del auto y fue arrastrada durante más de media cuadra, hasta que los ladrones escaparon.

Su pareja, Diego Domínguez, relató el horror en Noticiero Doce. «Estamos tratando de asimilar lo que pasó. Ella lo primero que hace es tirarse arriba del auto y la arrastraron más de media cuadra. Está raspada pero por suerte nada grave. Después salió corriendo y paró a un hombre que la ayudó a seguir al auto algunas cuadras», contó.

«Los vecinos escucharon los gritos y llamaron a la Policía. Y como quedó el celular en el auto ella llamó a la madre, que es el único número que se acordaba. Quiero creer que no se dieron cuenta de que estaba la nena», especuló.

Por fortuna, los ladrones terminaron dejando a la beba a unas 20 cuadras. Aún conmovido, el padre graficó lo que vivieron: «Es algo terrible, no se lo deseo a nadie. Le agradezco a la Policía que se movió muy rápido para encontrar a la gorda. Está bien y nunca lloró, no se enteró de nada, es muy chiquita».

La Policía busca en estos momentos a dos hombres que participaron del robo. A la nena la dejaron a la altura de un conocido supermercado en avenida Vélez Sársfield: una mujer la habría visto, se subió a un remis y la llevó a Tribunales Federal, adonde la dejó con policías.

Fuente El Doce Tv