Diecinueve personas murieron el domingo después de que el autobús en que viajaban cayó de un puente hacia un río congelado en el este de Siberia, informan las autoridades rusas.

Otras 22 personas resultaron heridas en el accidente, de acuerdo a agencias noticiosas rusas que citaron al ministerio de Emergencias.

La investigación inicial indica que el neumático delantero del autobús tuvo una falla mientras el vehículo cruzaba el Río Kuenga, a unos 4.900 kilómetros (3.100 millas) al este de Moscú.

Un video de un testigo en el lugar mostraba el autobús de pasajeros volteado sobre el hielo.

Fuente La Voz