El ex secretario de SaludAdolfo Rubinstein, habló sobre el creciente número de casos de sarampión en la Argentina, que recientemente se ubicó en los 82 enfermos, y aseguró: «Hay más de medio millón de casos en el mundo, estamos ante una pandemia global«, al tiempo que aclaró: «Las vacunas no faltan, la gente no se acerca».

Durante su presencia en el programa Intratables, el exfuncionario macrista, se refirió a esta enfermedad que, desde hace algunos meses, se encuentra aquejando a los argentinos. Ante la consulta y las acusaciones del flamante presidente Alberto Fernández, Rubistein aseguró que «no estuvo bien asesorado».

En este momento tenemos 82 casos de sarampión en la Argentina, estamos ante una pandemia global. Hay más de medio millón de casos en el mundo y en este momento hay 8 mil casos confirmados en San Pablo, Brasil».

En ese sentido, el médico resaltó que este crecimiento mundial tiene «múltiples razones. Muchas tienen que ver con lo movimientos anti-vacunas, otras con la relajación de los hábitos de vacunación«. «La tasa de vacunación en nuestro país es del 93%, la ideal es 95 o más», advirtió.

De todas maneras, afirmó que el crecimiento de esta enfermedad no es «uniforme». «En algunos distritos la tasa de vacunación es más baja. Nos está pasando en algunos partidos del Conurbano, la provisión está garantizada y sobran por si hay chances de que se pueda disparar, por eso estamos haciendo las campañas de concientización, pero después hay que vacunar», resaltó.

«Hay que tener las estructuras de los servicios de salud para vacunar a la gente, la mayoría de los distritos y la provincias están muy bien, pero quedan algunos partidos que tiene la tasa muy baja», destacó Rubinstein y enumeró: «La Matanza, Merlo y Moreno son algunos ejemplos», pero de todos modos, según sus propias palabras, «no tiene que ver una falta de la vacuna, sino con que la gente no se acerca»

Fuente América 24