Con la llegada de la Navidad el espíritu de la solidaridad se expande en todos los ámbitos y este caso no es una excepción.

Policías de Pomán prepararon una red solidaria de donación de golosinas y pan dulce para los niños de los pueblos de Siján, Mutquín y Saujil y fueron los mismos efectivos los que asistieron a entregar los regalos, con la particularidad de haberlo hecho disfrazados de Papá Noel.

Sin duda un gesto que trajo alegría a muchas familias que no hubiesen jamás imaginado una sorpresa semejante en la víspera de Navidad.