Luego de darse a conocer mediante un comunicado emitido por el Obispado de Catamarca que se conformó una “Comisión por abusos sexuales”, el abogado querellante de una de las causas denunciadas en Catamarca, Sebastián Ibáñez se mostró conforme, aunque señaló que la medida responde a la “presión” judicial y de los medios.

El letrado, que asiste a la presunta víctima del caso en contra del cura Moisés Pachado, dijo que “recibimos la noticia con mucha satisfacción, pero en mi opinión, no ha sido algo tan espontáneo; se debe a la presión de las organizaciones de víctimas de abusos sexuales que se dieron aquí en la provincia, tanto a través de los casos judiciales como a través de la presión de movimientos, marchas, y también de los medios de comunicación, que hicieron mucho”.

En un diálogo mantenido con Radio Valle Viejo, Ibáñez remarcó que “esto sumado a la presión vertical, proveniente del Papado, creo que es lo que explica que la institución catamarqueña  no podía seguir silenciosa e indiferente y se vio forzada a hacer esto”.

Con respecto a la modalidad en que se conformó esta comisión, el abogado dijo que “es perfectible, porque vemos que esta comisión ha sido integrada solamente por sacerdotes, y debería haber allí una integración plural con personas de afuera de la institución; con la presencia de Derechos Humanos y organizaciones civiles, etc., pero es un avance al lado del silencio absoluto y esa aparente casi congruencia o encubrimiento que parecía que había hacia adentro con respecto a estos casos. Muestra una actitud diferente en cuanto a la jerarquía de la Iglesia de Catamarca. Lo celebro no solo como abogado de una víctima sino como ciudadano”.

“Si entre las funciones de esta comisión está el colaborar con la justicia, pensamos que va a impactar favorablemente en la mayor velocidad de los casos y en la obtención de justicia para las víctimas”, dijo, aunque advirtiendo que “hay que leer la letra fina” de lo que se dispone con esta comisión.

Comunicado
El comunicado emitido ayer por la Institución Católica, reza que “teniendo en cuenta que mediante Carta Apostólica del Santo Padre Francisco de Motu Proprio de fecha 7 de mayo de 2019, establece normas referidas a delitos cometidos por clérigos o miembros de Institutos de vida (…)contra el sexto mandamiento del Decálogo y a conductas llevadas a cabo por autoridades competentes que consistan en acciones u omisiones dirigidas a interferir o eludir investigaciones civiles o investigaciones canónicas, administrativas o penales, contra un clérigo o un religioso, respecto de los mencionados delitos, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanč, nombró para la Diócesis de Catamarca, una comisión para la recepción de informes. Como responsable de la misma fue designado el Pbro. Julio Quiroga del Pino, siendo sus colaboradores los Pbros. Julio Alejandro Murúa, Salvador Armengol Acevedo y José Antonio Díaz”.

Al finalizar, invita a los interesados en hacer consultas sobre el tema a dirigirse al Obispado -San Martín 655- a partir del mes de febrero.

Pbro. Moises Pachado
A su vez, desde la Institución Eclesiástica se anunció que se nombró a un nuevo administrador de la Parroquia de San Francisco de Asís, con sede en la ciudad de Andalgalá, que hasta ayer tenía como párroco al cura Pachado.

De acuerdo al comunicado, el religioso “renunció como Párroco de esa comunidad, hasta solucionar sus cuestiones personales ante la Justicia”, se informó mediante un parte de prensa.