El jefe político del movimiento palestino Hamás, Ismail Haniyeh, urgió a la unión para «castigar» a los que están detrás de la muerte del comandante iraní Qassem Soleimani, durante su multitudinario funeral en Teherá.

La presencia de Haniyeh en el funeral de Soleimani demuestra la importancia de este general iraní para el llamado Eje de la Resistencia contra Estados Unidos e Israel, liderado por el régimen persa e integrado principalmente por el régimen sirio, el grupo libanés Hezbollah y Hamas.

«Estados Unidos no va a debilitar al frente de la Resistencia (…) El día de la victoria está cerca», subrayó el jefe político de Hamas en un discurso recogido por la televisión estatal.

Haniyeh destacó los «grandes sacrificios» realizados por Soleimani para proteger Palestina y aseguró que los palestinos continuarán su legado.

También señaló que el asesinato de Soleimani en un bombardeo selectivo estadounidense en Bagdad el pasado viernes revela la «naturaleza brutal» de EE.UU.

En su alocución, Haniyeh calificó a Soleimani de «mártir de Al Quds (Jerusalén)», «valiente comandante» y «querido hermano», expresando sus condolencias al pueblo iraní.

Cientos de miles de personas se congregaron en el centro de Teherán para rendir tributo al comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní entre gritos de «Muerte a EEUU».