En represalia por la muerte del general Qassem Soleimani, Irán lanzó misiles contra bases militares estadounidenses.

El ataque aéreo, adjudicado por la Guardia Revolucionaria iraní, contra la base militar del ejército norteamericano en Al Assad ubicada en Irak fue a causa del conflicto generado hace unos días. Esta base es la más grande de Estados Unidos en territorio iraquí, localizada al oeste de Bagdad.

Por su lado, la Casa Blanca confirmó el bombardeo e informó que el presidente Donald Trump se encuentra “monitoreando la situación y consultando con su equipo de Seguridad Nacional”.

Irán respondió el miércoles a Estados Unidos por el asesinato del alto general Qassem Soleimani. Lanzó una serie de misiles tierra-tierra contra dos bases iraquíes donde hay tropas estadounidenses.

Funcionarios estadounidenses confirmaron los ataques, aunque Irán sólo ha reconocido haber atacado una base.

La televisión estatal de Irán señaló que el ataque fue en venganza por la muerte del general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani, cuyo funeral el martes dio pie a llamados a vengar su muerte, la cual aumentó drásticamente la tensión en Medio Oriente.

Posteriormente, la Guardia Revolucionaria de Irán le advirtió a Estados Unidos y a sus aliados regionales que no tomen represalias por el ataque con misiles contra la base aérea Ain Assad en la provincia iraquí de Anbar, en el oeste del país, según un comunicado difundido por la agencia noticiosa estatal IRNA.

“Les estamos advirtiendo a todos los aliados estadounidenses, que le dieron sus bases a su ejército terrorista, que cualquier territorio que sea el punto de inicio de actos agresivos contra Irán será atacado”, afirmó la Guardia Revolucionaria, que también amenazó a Israel.

La base Ain Assad fue utilizada por las tropas de Estados Unidos por primera vez después de la invasión de 2003 en la que fue derrocado el dictador Saddam Hussein, y posteriormente volvieron allí para combatir al grupo Estado Islámico en Irak y Siria. Hay unos 1.500 efectivos de la coalición estadounidense estacionados ahí.

Irán ataca base de EEUU en Irak

Al operativo se le llamó “Mártir Soleimani”, añadió la televisora iraní. Agregó que la división aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, que controla el programa de misiles de Irán, lanzó el ataque. Teherán señaló que divulgará más información posteriormente.

Estados Unidos también reconoció otro ataque con misiles contra una base en Irbil, en la región kurda de Irak.

Alrededor de 70 soldados noruegos se encontraban en la base aérea, pero no se había reportado algún herido, comentó Brynjar Stordal, portavoz de las Fuerzas Armadas de Noruega durante una entrevista telefónica.

El mensaje de Trump en Twitter

Por su parte, Donald Trump compartió una publicación en Twitter donde afirmó que «todo está bien» luego del ataque de Iran a sus tropas. A pesar de pasar horas en silencio, finalmente decidió comunicarse con sus seguidores respecto al tenso conflicto entre Washington y Teherán.