La infanta Pilar, hermana mayor del del rey emérito Juan Carlos I, falleció este miércoles en la Clínica Ruber Internacional de Madrid a los 83 años, tras un año de lucha contra el cáncer.

Permanecía ingresada desde el pasado domingo día 5 en el citado centro médico, coincidiendo con el cumpleaños del monarca. A finales del pasado mes de mayo, la duquesa de Badajoz confirmó que padecía cáncer de colon, que la llevó a pasar por el quirófano el pasado mes de febrero y a someterse a un tratamiento de quimioterapia.

La tía del Felipe VI, cuyo nombre completo es María del Pilar Alfonsa Juana Victoria Luisa Ignacia de Todos lo Santos de Borbón y Borbón, falleció rodeada de sus seres más queridos. Durante esta mañana, sus familiares y allegados se han acercado al centro médico para darle su último adiós. Su hermana Margarita de Borbón, la reina emérita Sofía de Grecia, sus hijos Bruno Gómez-Acebo y Fernando Gómez-Acebo, su sobrina María Zurita y su nuera, Andrea Pascual, son sólo algunos de los rostros que se dejaron ver a su entrada al centro médico.

El último en despedirse ha sido Juan Carlos. Con semblante serio, el monarca legó a la clínica minutos antes de conocerse el triste desenlace de su hermana.

Los reyes, don Felipe y doña Letizia, acudirán esta tarde a la capilla ardiente de la duquesa de Badajoz que quedará instalada en su casa de la urbanización Puerta de Hierro de Madrid.

Su historia. Nacida en Cannes, el 30 de julio de 1936, la infanta Pilar vivió en Roma tras sus primeros años en Francia, para trasladarse después Suiza y, posteriormente, a Estoril (Portugal). Fue allí donde contrajo matrimonio en 1967 con Luis Gómez-Acebo, con quien estuvo casada hasta que un cáncer linfático se llevó al gran amor de su vida, en 1991. El aristócrata tenía 56 años. Renunció entonces a sus derechos a la sucesión a la corona al casarse con alguien que no tenía sangre real. Fruto de su matrimonio, nacieron sus cinco hijos: Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando. Enfermera de profesión, hablaba inglés, francés, portugués e italiano. Sus grandes pasiones fueron la música y la hípica. Fue presidenta de la Federación Ecuestre Internacional desde 1994 hasta 2005.

Al ser preguntada sobre qué habría sucedido si no hubiera existido la prevalencia del varón sobre la mujer en la corona española, y a ella le hubiera correspondido asumir el trono, respondió: “No habría sido tan buena como el Rey, un señor estupendo que lo hace fenomenal como ha demostrado en estos 38 años que lleva reinando».

Su nombre apareció en los llamados papeles de Panamá y admitió ser titular de una sociedad en ese país. En un comunicado aseguró que esta sociedad nunca tuvo ingresos “fuera del control de las autoridades fiscales” ni incumplió “ninguna obligación que exigiera la legislación tributaria española”. Fue directora y presidenta de Delantera Financiera, establecida en Panamá en 1974, un mes después de que el entonces príncipe Juan Carlos asumiera de forma interina la Jefatura del Estado después de que el dictador Francisco Franco fuera ingresado por flebitis. La compañía fue disuelta, según los documentos filtrados, cinco días después de que Felipe VI fuera proclamado rey de España, en 2014, de acuerdo a El País.

La hermana de Juan Carlos en varias ocasiones se metió en problemas por su irreverencia y sinceridad. “Letizia es mucho mejor y más lista que Lady Di”, sentenció cuando alguien quiso establecer un paralelismo entre la esposa de su sobrino y Diana Spencer.

Fuente Infobae