Un grupo de personas que se acogieron a la ley de Retiro Voluntario reclamó que desde hace dos meses no les depositan los haberes.

Las irregularidades en el pago de los salarios vienen desde mediados del año pasado, cuando comenzaron a prorrogar las fechas hasta llegar a suspender por el periodo de entre dos y tres meses el pago.

Ante la falta de explicaciones oficiales sobre las causas que impiden el pago normal de los haberes, algunos de los beneficiarios iniciaron el proceso ante la Justicia por retención indebida de haberes, mientras que el resto aguarda explicaciones para accionar legalmente.

Los reclamantes aseguran que la suspensión del ingreso los afecta seriamente, ya que en muchos casos son el sostén de familia, mientras que en otros deben costear el pago de medicamentos por patologías que atraviesan.

En relación con la situación, Paola Toledo, en diálogo con El Esquiú.com, comentó: “Somos un grupo que se ha acogido a la ley de Retiro Voluntario desde hace más de 6 años y hace dos meses que no nos depositan el sueldo. Cuando vamos a pedir explicaciones, nos dicen que ya está para salir, lo que no sucede. También nos dicen que no está la contadora del área contable del CAPE. Soy una mamá con tres niños, necesito medicación, mi esposo me ayuda pero a veces no alcanza, mucho menos como está la situación hoy en día”.

En idéntico sentido, explicó: “Todo comenzó en julio del año pasado. Hasta ese momento nos venían pagando del 1 al 10 junto con la administración. Desde ahí nos pasaron después de los docentes y comenzaron las irregularidades. Queremos saber por qué no nos están depositando, nadie nos explica oficialmente qué es lo que pasa que genera esta demora. Es una situación que nos deja sin ingresos, lo que nos corresponde por ley. Algunos de mis compañeros no tienen otro ingreso y la estamos pasando realmente mal. Ya vamos por el tercer mes sin cobrar. Por lo que sé, somos entre 500 y 600 los afectados”.