Los diques La Cañada y Sumampa, ubicados en Alijilán y Los Altos respectivamente, en el departamento Santa Rosa, están a pocos centímetros de alcanzar su cota máxima, lo que provocará la salida de agua por el vertedero.

Cabe resaltar que, con este nivel, está garantizado el agua de riego para los agricultores de la zona durante este verano.  

Según las fuentes consultadas por El Ancasti, estiman que con las próximas lluvias, es muy probable que el agua del dique ya comience a salir por el vertedero, provocando la crecida de ríos como de La Aguada, Manantiales, Pensamiento, el de Bañado de Ovanta y el de Ampolla entre otros, además de los diferentes arroyos que se desprenden de estos ríos. 

El nivel de estos diques se mantiene debido a que el ingreso de agua de los ríos que los alimentan es constante, como así también la salida por la parte inferior de los estanques. 

Esta última, se destina al agua de riego que utilizan los agricultores para sus cosechas. 

Estos embalses están ubicados en una zona de la provincia que tiene más precipitaciones que otras, lo que permite que se encuentren en este nivel casi óptimo, a diferencia del resto que están muy por debajo de llegar a ese nivel.

A pesar de los numerosos intentos de este medio, no se pudo obtener datos certeros sobre el estado general y en que nivel están actualmente los restantes diques de la provincia como los de Motegasta, Collagasta e Ipizca.

Sin embargo, se puede apreciar a simple vista que estanques como el de Las Pirquitas o como el de El Jumeal están por debajo de sus cotas máximas. 

Tanto pobladores como agricultores esperan que las próximas lluvias permitan aumentar el nivel de estos diques.