La ATP Cup está a 24 horas de conocer a su primer campeón de la historia. El torneo, organizado por la Asociación de Tenistas Profesionales y del que participaron los mejores 24 equipos del mundo del tenis, ya tiene a los dos finalistas que buscarán el título este domingo, en Sídney.

Por una de las semifinales se enfrentaron Serbia -venía de superar 3-0 a Canadá en los cuartos de final- y Rusia, que dejó en el camino a Argentina, el conjunto capitaneado por Gastón Gaudio. En el primer punto de la serie, Lajovic superó por 7-5 y 7-6 (1) a Khachanov y puso a los serbios 1-0 al frente. En el segundo duelo de la jornada se enfrentaron las dos mejores raquetas de cada país.

Frente a Frente, Novak Djokovic y Daniil Medvedev jugaron un tenis de alto nivel. Ambos tenistas combatieron durante casi tres horas de juego -el encuentro duró 2 horas 47 minutos- y se definió en un tercer set espectacular, que tuvo un punto inolvidable para todos los espectadores presentes en el Ken Rosewell Arena.

Nole dominó el primer parcial (6-1)pero en el segundo set apareció toda la categoría de Medvedev, la misma que lo llevó a ubicarse al final del 2019 entre los cinco mejores jugadores de la temporada: ganó 7-5 y mandó el segundo punto de una de las semifinales al set definitivo. Con el marcador 5-4 y el serbio al servicio, la ventaja era para el ruso. Djokovic sacó, Medvedev devolvió con un slice que quedó cerca de la T, lo que obligó al número 2 del último ranking ATP a subir a la red.

A continuación, y mientras el fervor del público en las tribunas se hizo sentir, el serbio terminó ganando un punto con ejecuciones fuera de eje que le permitió igualar el game y que provocó el aplausos de ambos rincones y de todo el público. Después de eso, Djokovic terminó quedándose con el partido y la serie para su equipo, dirigido por Nenad Zimonjic.

Una vez finalizada la serie, y tras festejar en el centro de la cancha con el resto de sus compañeros, uno de los mejores tenistas de la última década, no pudo ocultar su felicidad por otro éxito con la camiseta de su país. “Estoy muy feliz de compartir esto con los fanáticos serbios que vinieron a apoyarnos. Fue una gran batalla hasta el último golpe. Fue un tenis de gran calidad y espero que todos en el estadio y en la televisión lo hayan disfrutado”, dijo Nole.

Con Serbia como primer finalista, el otro mano a mano por un lugar en la definición de la ATP Cup la jugaron Australia y España. En el encuentro inicial, Bautista Agut confirmó todo lo bueno que viene realizando en territorio australiano: venció en sets consecutivos a Nick Kyrgios (6-1 y 6-4), en lo que fue su quinta victoria en el certamen, en los que triunfó en los 10 sets que disputó.

En segundo turno, el gran protagonista del duelo entre españoles y los locales fue el número 1 del mundo. Rafael Nadal se sobrepuso a un mal arranque contra Álex de Miñaur -perdió 6-4 el primer set- y encaminó otra sólida victoria: se quedó con el segundo set por 7-5 y sacó a relucir toda su categoría para ganar el parcial final por un contundente 6-1.

Este domingo, Djokovic y Nadal volverá a protagonizar un nuevo cruce. Esta vez será por el título de la ATP Cup, pero al igual que sucede cuando les toca jugar entre sí en cualquier parte del planeta, el enfrentamiento promete ser espectacular. Tanto como lo fue el punto que consiguió Nole para darle la clasificación a su equipo a la gran final del torneo.

Fuente Infobae