La justicia debió nuevamente actuar, ante otro caso de irresponsabilidad de personas que no cumplen el protocolo indicado en caso de volver de un país adonde circula el virus. En este caso se trata de una mujer oriunda de Las Varillas que desoyó la obligación de aislarse después de regresar de la India.

La semana pasada, la justicia ordenó custodia policial a un vecino de Alejandro Roca que había vuelto de España y violó la cuarentena.

La mujer volvió con fibre, tos y dolor de garganta, tres síntomas compatibles con la enfermedad, y decidió trasladarse desde Buenos Aires hacia Villa María en colectivo, sin cumplir con el protocolo que indica que debería haber notificado su situación y pedir la asistencia sanitaria, según lo establecido por las autoridades de salud.

Enterados de esto, funcionarios de la Secretaría de Salud de las Varillas intentaron disuadirla de abordar el colectivo, pero ante la negativa de la mujer, lo notificaron a la justicia quien junto a la Policía de Córdoba, la detuvieron en Villa María.

Luego, se decidió trasladarla al Hospital Pasteur a donde ya se activó todo el protocolo previsto en estos casos, lo mismo que todo el pasaje, que quedó a merced de su conducta irresponsable.