España confirmó un balance total de 3434 muertos por coronavirus y, de este modo, superó la cifra de víctimas de China. De esta forma, el país ibérico se transformó en el segundo país más afectado por la pandemia.

Según el ministerio de Sanidad español, las nuevas muertes por la pandemia fueron 738 en las últimas 24 horas, un nuevo máximo diario. La cifra de contagiados alcanzó los 47.610 casos, con un incremento del 20 por ciento respecto a la jornada anterior. Además, hay 3.166 pacientes en unidades de cuidados intensivos, un 17,4 por ciento más que en el informe difundido este martes.

La Comunidad de Madrid sigue siendo la más afectada, con 14.597 casos, 1.825 víctimas, seguida de Cataluña con 9.937 afectados y 516 muertos. Asimismo, Andalucía tiene 3.010 afectados y 113 muertos; Aragón con 907 infectados y 40 fallecidos; Asturias, registra 779 contagiados y 25 muertos; Baleares, 562 afectados y 13 muertos; Canarias, 657 pacientes y 21 fallecidos; Cantabria ya cuenta con 510 pacientes y 14 muertos; Castilla-La Mancha tiene 2.780 pacientes y 263 fallecidos; y Castilla y León 2.940 infectados y 165 muertos.

Por su parte, Ceuta tiene 9 afectados; Comunidad Valenciana, 2.616 infectados y 143 muertos; Extremadura registra ya 742 infectados y 39 fallecidos; Galicia 1.653 pacientes y 27 muertos; Melilla 38; Murcia, 477 afectados y 5 muertos; Navarra, 1.197 afectados y 33 fallecidos; País Vasco tiene 3.271 pacientes afectados y 155 muertos por coronavirus; y La Rioja 928 contagiados y 37 fallecidos.

Solidaridad de la UE con España por el coronavirus
Los líderes de las instituciones europeas expresaron este miércoles su «solidaridad» con España, uno de los países más afectados por el nuevo coronavirus, y reiteraron que harán todo lo posible para ayudarla a enfrentar la pandemia.

«No estás solos», dijo a los españoles la titular de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien quiso transmitir en un video colgado en las redes sociales un «mensaje de solidaridad y fuerza en estos momentos tan difíciles».

Los españoles, confinados desde el 14 de marzo, enfrentan la «semana dura», según las autoridades. «España se encuentra ciertamente en primera línea de fuego. Permítanme presentar mis más sinceras condolencias», dijo en una carta el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, para quien Madrid actuó «con prontitud y fortaleza».

Ante la progresión de los contagios, que también alcanzaron a 5.400 trabajadores sanitarios, Madrid busca garantizar el suministro de equipos de protección, en alta demanda a nivel mundial, pidiendo ayuda a la OTAN o en el marco de la UE.

Para evitar la carestía de este material, la Comisión Europea lanzó una licitación conjunta, para 25 países, de equipos de protección, como mascarillas. Las ofertas recibidas sobrepasan las demandas, según Bruselas, que rechaza precisar la cantidad.

«Los contratos para estos equipos deberán firmarse rápidamente y, en dos semanas, las mascarillas, los guantes, las batas y las gafas de protección estarán en vuestros hospitales», apuntó la presidenta del ejecutivo comunitario.

Para ayudar a los países a enfrentar el impacto humano y económico del coronavirus, la UE también flexibilizó sus reglas sobre ayudas públicas y su disciplina fiscal, para que los diferentes gobiernos puedan aumentar el gasto público para apoyar a las empresas, trabajadores y sistemas de salud.

«Europa está de su lado, se solidariza plenamente con ustedes, y no escatimaremos esfuerzos para ayudarlos y ayudar a todos los países de la UE», subrayó Michel, recordando las medidas de estímulo del Banco Central Europeo (BCE).

Von der Leyen recordó además que España puede optar a «alrededor de 11.000 millones de euros de la Iniciativa de Inversión de Respuesta al Coronavirus», lanzada por la Comisión con fondos de cohesión, para apoyar la sanidad, las pymes y el empleo.

«No los vamos a defraudar», lanzó a aquellos que temen perder el trabajo, tras recordar que «España sufrió mucho durante la crisis económica y financiera de 2008», que se tradujo especialmente en altos niveles de desempleo en el país mediterráneo.

Fuente: Infobae