Un hombre de 70 años que había regresado al país el martes pasado en un vuelo desde Miami y que cumplía con el aislamiento obligatorio en un hotel de Recoleta, murió el jueves por la noche en el Hospital Fernández, a donde había sido trasladado tras descompensarse. Este viernes se confirmó que tenía coronavirus.

El Gobierno de la Ciudad informó que el hombre había llegado al país el martes junto a su esposa en uno de los vuelos que trajo de regreso a argentinos que se encontraban varados en Estados Unidos. Ambos fueron trasladados junto a otros 17 pasajeros para cumplir el aislamiento obligatorio en un hotel de Recoleta, pero dos días después empezó con problemas de salud y necesitó asistencia médica.

«En la primera revisación médica se detectó que no presentaba síntomas de coronavirus, que estaba en buen estado de salud y que tenía antecedentes de gota, una forma común y dolorosa de artritis que afecta las articulaciones y tejidos por un nivel elevado de ácido úrico en sangre», indicó el Gobierno porteño en un comunicado.

En el texto oficial consta que «el miércoles volvió a ser revisado» todavía instalado en el hotel de Recoleta, y que «no tenía temperatura», en tanto que el jueves «fue revisado tres veces» y su salud no parecía deteriorada sino hasta la tarde.

«En las dos primeras, a las 8.30 y a las 14, no presentaba síntomas. A las 17, pidieron asistencia desde la habitación por pérdida de temporal de espacio y tiempo y aparición de fiebre», detalló la información oficial.

«La médica que lo atendió recomendó estudios por síndrome confusional, se llamó al SAME y fue llevado al hospital Fernández, donde falleció a las 22.13», precisaron.

Finalmente, este viernes los resultados de los análisis determinaron que era positivo de coronavirus.

Fuente: MinutoUno