La Escuela N°5 “Adolfo P. Carranza” de la ciudad de Tinogasta es una de las más antiguas de la provincia de Catamarca y es la formadora de generaciones y generaciones de tinogasteños, que se encuentran dispersos por el mundo, y que la recuerdan con gran cariño. En este establecimiento escolar se han formado, han aprendido a leer, sumar pero también han aprendido a convivir y compartir con otros chicos, con docentes y con porteros, como se los denominaba en aquellos tiempos a los ordenanzas.

Quedan recuerdos imborrables en la vida de cada uno de los alumnos que pasaron por sus aulas. Recuerdan a sus maestros con cariño, aquellos docentes rígidos, que no permitían conductas fuera de lo normal, que cultivaban los valores, respetos, cumplimiento y sobre todas las cosas, aprender para ser hombres de bien, según solían decir. La cocina y el comedor se poblaban cuando llegaba la hora del mate cocido, grado por grado desfilaban cuando les tocaba el turno, por ese espacio que permitía alimentarse para llegar a participar de la jornada completa.

En la mañana, temprano, se veía a los alumnos desfilar por las calles que conducían hacia el establecimiento, cada uno llevaba un palo de leña, pues con ellos se calentaba el agua para que después, se pueda servir el mate cocido. “El que no trae un palo de leña, no toma mate cocido”, solían decir. De modo que, para evitar ese momento, todos los chicos llevaban el palo de leña. Pero también llevaban una bolsita con diez palitos de álamo para aprender a contar.

Porteros como doña Juana Olmos, doña Carmen Barrionuevo, don Luis Vestani han quedado grabados en la memoria de aquellos alumnos que pasaron por la escuela, mientras ellos ejercían el trabajo.

Pero qué lindo que es recordar los nombres de docentes, aquellos “viejos”, que muchos ya no están entre nosotros, pero que aún permanecen vivos en la memoria de los que fueron sus alumnos, sus chiquitos, hoy convertidos en mayores, entrando a la tercera edad.

La nómina del recuadro es la que los registros de archivo de Educación de la Provincia de Catamarca guardan en enormes libros como mudos testigos, pero que apenas son abiertas sus páginas, hablan y muestran un tiempo de Catamarca, de Tinogasta y de la educación en particular. Ellos son los docentes de la Escuela N°5 “Adolfo P. Carranza” de Tinogasta, Catamarca, un recuerdo de quienes formaron a muchos tinogasteños y mi homenaje por esa vocación de formar, como solían decir ellos, a los hombres y mujeres de bien del mañana. ¡Gracias!

Pasando lista

Directora
Rosalina Castro de Gutiérrez

Vicedirectora
Ernestina del Carmen Herrera

Maestros

Rosa Blanca Lladós

Sabina del Valle De Lucca

Juana E. Aragón de Agüero

Matilde P. Villagrán de Silvera

Nelly Dina Carrizo

Rosa M. Castro de Chanampa

Amanda Blanca de Gorostiaga

José Bernabé Quintar

Carmen Luisa Barros de Knez

Ofelia E. Muñoz de González

Elba D. Guerrero de Cirignoli

Rosa E. Julio de Quintar

María Eloísa C. de González

Marta Imelda Guerrero

Blanca D. López de Quintar

Yolanda A. G. de Codigoni

Emma Herrera de Pinto

Jesús Dardo Chanampa

Elsa Delia Robledo

Rosa Lili Burda

Rosa Elena González

Ilda Margarita Knez

Alicia Barrionuevo de Canachi

Maestro Especial

Amelia Brizuela de Almendra

Sofía Tula

Marta Haddad de Torreci

Micaela C. Canachi

Blanca B. Oviedo de Wilson

Maestro Suplente

Susana Teresa Gutiérrez

Nora Ángela Agüero

Olga Yolanda Agüero

Juana Rosa Carrizo

María Edith Chanampa

Ramón Antonio Sierralta

Catalina Salgado

Nelly H. Carrizo

Emilce Magdalena Mott

María Ester Guaytima

Pedro Leandro Oviedo

Catalina Castaño

Cleofe A. Canachi

Alicia Norma Tello

Celia Blanco de Caro

Texto: Colaboración de Hugo Oscar Alaniz

Fuente: ElAncasti