Ayer por la mañana, las autoridades del Comité Operativo de Emergencia (COE) provincial realizaron –junto a periodistas– una recorrida por el Hospital Monovalente Respiratorio “Carlos Malbrán”, ubicado en el Centro de Integración e Identidad Ciudadana Catamarca (CIIC) de la Capital. Cabe recordar que allí se tratarán casos de Coronavirus, en caso de que existan.

En la oportunidad, la ministra de Salud, Claudia Palladino, explicó que habrá tres áreas de atención: terapia intensiva, con 33 camas (4 serán de aislamiento por si hay pacientes que lo requieran), gases medicinales y respiradores; terapia intermedia, con 35 camas y oxígeno, para pacientes con cuadros moderados; y hotelería tendrá entre 100 y 150 camas destinadas para las personas que tengan muy pocos síntomas o que no los tengan, pero que deban permanecer aislados de su familia.

Además, mostraron los diferentes sectores que componen el hospital: el ingreso para ambulancias; el vestuario dónde los médicos se colocarán las prendas de seguridad; el baño para los profesionales; las zonas de camas; y una morgue, por si fallecen pacientes, entre otros. También dieron a conocer que las obras en el hospital finalizarían en los últimos días de la próxima semana. 

Objetivo
Palladino se refirió a los objetivos que buscan en esta situación epidemiológica. “Queremos ser claros: en este edificio hay un área de morgue. No queremos tener casos, o pocos casos, (y) de una manera lenta si hubiese casos. Y que no sean los pacientes de riesgo (mayores de 65 años y las personas de todas las edades con determinadas afecciones, tales como inmunodepresión o enfermedades crónicas cardíacas, pulmonares, renales, hepáticas, sanguíneas o metabólicas (por ejemplo, la diabetes). Para lograr ese objetivo, somos responsables todos”, indicó la ministra de Salud. “No queremos tener casos de golpe. No queremos llenar este hospital. No queremos usar la morgue”, remarcó.

FuenteEl Esquiú
Artículo anteriorEl coronavirus entró al geriátrico y contagió a ancianos
Artículo siguienteRepatriaron a treinta catamarqueños