Dos funcionarios del municipio tucumano de Lules fueron separados de sus cargos y puestos a disposición de la Justicia tras ser sorprendidos cuando jugaban al pádel a pesar del aislamiento obligatorio por el coronavirus.

El intendente de Lules, Carlos Gallia, debió salir a hablar del tema, al que consideró «un hecho desafortunado» que ocurrió el jueves pasado.

La violación de la cuarentena por parte de los funcionarios se conoció al viralizarse un video en el que se observa a un grupo de personas que es sorprendido por la policía mientras jugaban un torneo de pádel en las instalaciones del Club Almirante Brown, en la ciudad de Lules, ubicada a 20 kilómetros al suroeste de la capital tucumana.

En las imágenes se observan varios autos estacionados adentro del predio, muy cerca de la cancha de pádel, a la que ingresan los policías.

Según las fuentes consultadas, en el video fueron reconocidos un funcionario del Área de Discapacidad y otro de Cultura, quienes una vez que trascendió la infracción fueron separados de sus funciones por el jefe comunal de Lules.

El propio intendente Gallia publicó en las redes sociales un mensaje en el que confirma que ambos funcionarios quedaron a disposición de la Justicia.

«Con actitudes como éstas, que no tienen ningún tipo de explicación no se merecen otra cosa que uno tome las sanciones pertinentes del caso y queden afuera del sistema», expresó el funcionario.

Gallia también criticó el accionar de los policías por no haber detenido a las personas que violaron la cuarentena y reconoció que se enteró de lo sucedido el fin de semana cuando alguien le mostró el irritante video.

Según el intendente, los funcionarios «reconocieron que se equivocaron y pidieron disculpas». De todos modos, Gallia decidió pedir la intervención de la Justicia para que tome las medidas que corresponden.

Artículo anteriorEnfermera denunció que Luis Polti la sancionó porque le pidió barbijos
Artículo siguienteApoyá a nuestro tinogasteño Agustín Cruz