La catamarqueña de 80 años que días atrás fue diagnosticada con coronavirus, y era tratada en un hospital bonaerense, fue dada de alta ayer por la tarde.

Se trata de una mujer que había estado en el exterior y llegó al país a mediados de marzo donde permaneció en aislamiento domiciliario en la casa de un familiar, en la misma provincia de Buenos Aires. Con el paso de los días comenzó con síntomas, por lo que decidió consultar y tras confirmarle el diagnóstico, quedo internada en el hospital Sofía Terrero Santamarina de Monte Grande.

El Municipio compartió el momento en el que la mujer se recorría los pasillos del centro de salud para emprender el camino a casa.

Su hija confirmó que se trata de la mujer catamarqueña que había contraído el virus tras un viaje y que desde entonces no volvió a la provincia si no que permaneció en Buenos Aires en la casa de un familiar. 

Una decena de profesionales de la salud la esperó para aplaudir su salida y ella retribuyó el gesto con palabras conmovedoras. “Gracias queridos, muchas bendiciones a todos”, expresó la mujer emocionada por el momento. “Fueron mis ángeles”, les advirtió, y se despidió con besos al aire y un “Chau mis ángeles”.

Conocido el caso, la ministra de Salud, Claudia Palladino llevó tranquilidad a la población de nuestra provincia informando que 
“ella no viajó con ningún familiar de Catamarca. No ha tenido contacto aquí en la provincia, o sea, epidemiológicamente, para nosotros no significa un riesgo. Pero lo queríamos decir porque su familia está aquí (en Catamarca)”.

FuenteEl Esquiú
Artículo anteriorEl mundo no volverá a ser el mismo
Artículo siguienteInformación oficial actualizada sobre Dengue y Covid-19