El sábado próximo se reanudará en Nicaragua la práctica del boxeo, con una pelea entre los locales Ramiro Blanco y Robin Zamora, en la categoría Suplerpluma que se desarrollará en el Polideportivo Alexis Argüello, de la ciudad de Managua.

De esta forma, será retomada la actividad en este rubro deportivo, que permanecía paralizada a raíz de la pandemia de coronavirus (Orthocoronavirinae).

El duelo estelar y el semifondo, protagonizado por Freddy Fonseca ante Alain Aguilar, será organizado por Bufalo Boxing Promotions, el primero en poco más de un mes, señaló ESPN Knockout.

La autoridades nicaraguenses informaron que ese país tiene sólo 10 casos detectados de Covid-19 entre su población, de los que al menos ocho son importados.

«Aquí en Nicaragua no hay cuarentena», explicó el promotor del evento, el ex campeón mundial Rosendo ‘Búfalo’ Álvarez, quien agregó que «el gobierno de Nicaragua y el Ministerio de Salud han hecho un gran esfuerzo para que la pandemia no haga estragos».

Sobre los recaudos que se tomarán en la velada, Alvarez puntualizó: «Vamos a medir la temperatura a los púgiles, autoridades y aficionados; habrá alcohol en gel, jabón y agua», precisó Álvarez, quien destacó, a su vez, que «las instalaciones son adecuadas para realizar este evento» y que serán priorizadas «la seguridad y salud de todos».

La velada se desarrollará con los aficionados sentados un metro de distancia entre sí, y las autoridades, médicos y entrenadores, van a usar barbijos y guantes de látex.

Nicaragua es uno de las pocas naciones que han permitido la práctica de deportes profesionales como el fútbol, béisbol y boxeo, incluso con público durante esta pandemia.

Fuente: Depo