El Gran Premio de Francia de Fórmula 1, previsto para el 28 de junio próximo, fue suspendido definitivamente ayer por los organizadores de la carrera debido a que el gobierno de ese país prohibió hasta julio todo tipo de eventos deportivos como medida de prevención ante la pandemia de coronavirus.

“Lamentamos anunciar que tomamos nota de la imposibilidad de mantener el Gran Premio de Francia 2020. Tendremos que esperar hasta 2021 para experimentar el #SummerRace, todos juntos. Cuídate a ti mismo y a tus seres queridos, nos volveremos a encontrar muy pronto”, destaca el comunicado de la organización de la competencia en el circuito Paul Ricard de Le Castellet, en la región de Costa Azul.

Con esta cancelación ya son diez los Grandes Premios que no estarán en el calendario de 2020: Australia, Bahréin, Vietman, China, Países Bajos, España, Mónaco, Azerbaiyán, Canadá y Francia.

“Dada la evolución de la situación vinculada a la propagación del virus COVID-19, el Gran Premio de Francia toma nota de las decisiones anunciadas por el Estado francés. Es imposible mantener nuestro evento”, explicó Eric Boullier, director general del GP de Francia y ex jefe de equipo de McLaren.

“Los ojos del Gran Premio de Francia ya se fijan en volver hacia el verano de 2021 para ofrecer a nuestros espectadores un evento aún más sin precedentes en el corazón de la Région Sud”, añadió.

En principio, la F1 iniciará oficialmente la temporada con la competencia prevista para el 5 de julio en el circuito Red Bull de Austria.

El CEO de la categoría, Chase Carey, admitió que la intención es completar el calendario anual con un total de 15 a 18 carreras, que tendrían lugar en Europa (entre julio, agosto y principios de septiembre), Eurasia, Asia y América (finales de septiembre, octubre y noviembre) más Bahréin y Abu Dhabi (diciembre).