El hecho se dio en Campo Quijano, donde soltaron a un acusado de abuso sexual en perjuicio de una adolescente de 15 años. El sospechoso es vecino de su víctima. 

El horror comenzó el sábado pasado al mediodía, cuando la menor salió de su vivienda en B° El Portal para hacer unas compras y fue atacada por un hombre de alrededor de 45 años.

Según la joven, el agresor se le abalanzó y la manoseó en sus partes íntimas, mientras profería groserías de índole sexual. La madre de la menor radicó la denuncia y un examen médico donde constató las lesiones que sufrió la joven al defenderse del atacante, que resultó ser su vecino. 

Sin embargo, el fiscal de turno de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual ordenó la liberación inmediata del sujeto con apenas una prohibición de acercamiento, algo imposible por la ubicación de la vivienda del denunciado:

«A la tarde ya estaba al lado nuestro. Tranquilamente podía entrar a nuestra casa por el fondo, no nos dejaron siquiera una consigna policial. Totalmente indefensos», contó la mamá de la víctima. «Tuve que hacer una nueva denuncia, sacamos fotos de las viviendas para que la fiscalía entienda la ridiculez de la orden», reclamó. 

Finalmente por incumplimiento de la medida, ya que el sujeto permanecía en su casa, anoche lo trasladaron al domicilio de un familiar apenas a 250 metros de donde estaba.