Fray Mamerto de la Ascensión Esquiú nació el 11 de mayo de 1826 en la localidad de Piedra Blanca, en el departamento que actualmente lleva su nombre. Desde los cinco años comenzó a usar, por intermedio de su madre, el hábito franciscano que no abandonó en toda su vida, como promesa de su delicado estado de salud. Ingresó al noviciado del convento franciscano catamarqueño el 31 de mayo de 1836, y al cumplir 17 años se ordenó sacerdote, celebrando su primera misa el 15 de mayo de 1849.

La figura de Fray Mamerto Esquiú se hace destacada luego de su famosa alocución en la catedral de Catamarca con motivo de la jura de la Constitución Nacional (1853), que motivó que fuese llamado oficialmente el “Orador de la Constitución”.

En su honor el artículo 2° de la Ley N° 4553 promulgada en el año 1989, fija como fecha inamovible feriado provincial el 11 de mayo en todo el ámbito de la provincia de Catamarca.

Fuente El Esquiu