El presidente del Círculo Odontológico de Catamarca (COC), Luis Angel Clavero explicó en qué consiste el protocolo de bioseguridad que el odontólogo de nuestra elección y confianza debe seguir para la prevención del Covid-19.

Este protocolo se inicia con la programación del turno vía WhatsApp, interrogando al paciente sobre su sintomatología para determinar si se trata de una urgencia o emergencia odontológica, haciendo un cuestionario respecto a si está con fiebre, tos o ha viajado. Si las respuestas son negativas, el profesional le enviará el turno.

Los pacientes deben concurrir al consultorio respetando el horario indicado, sin acompañante, excepto que se trate de un menor o adulto mayor.

El odontólogo debe utilizar cofia, máscara, barbijo, guantes, gafas, camisolín y botas. El profesional debe proveer al paciente de  una bata protectora, todo este material -tanto el usado por el odontólogo como por el paciente- se descarta en cada práctica o consulta que se  realice.

Se debe completar y firmar un consentimiento informado. Antes y después de la atención de cada paciente se debe limpiar y desinfectar todas las superficies, sala de espera y consultorio. Esterilizar el instrumental. Airear los ambientes por 30 minutos, por lo que cada consulta insumirá una hora y media aproximadamente.

Para el cumplimiento de este protocolo es que se ha establecido un valor sugerido máximo de $1500, cuyo pago se solicita al paciente, dado que aún las obras sociales no están reconociendo su valor a pesar de haber sido informado que debían reconocer el protocolo Covid-19. Esto se debe a que el COC no tuvo una respuesta favorable por parte de las obras sociales.

Desde el COC, manifestaron que los odontólogos se encuentran altamente expuestos al contagio, han estado, como gran parte de la sociedad sin poder trabajar, las autoridades nacionales o provinciales no han brindado asistencia al sector, viendo su ejercicio profesional muy resentido dado que sólo pueden atender urgencias o emergencias, por lo que pido a la sociedad comprenda la situación y la razón del cobro del protocolo de bioseguridad Covid-19.

También explicaron que el adicional de $1500 no se trata de un plus, menos de falta de cumplimiento de los contratos con las obras sociales, sino una medida de excepción ante una grave situación extraordinaria ocasionada por la Pandemia.

Y señalaron que estas medidas se toman para cuidar al paciente y al odontólogo que lo asiste.

Artículo anterior¿Se vienen los billetes de 5.000 pesos?
Artículo siguienteBuscan que se celebren más de 1.000 Misas por el fin del aborto