Tras el cónclave llevado adelante entre Matías Lammens, ministro de Turismo y Deporte, y Ginés González García, titular de la cartera de Salud, con la intención de conformar un un Comité para elaborar diferentes protocolos y habilitar el regreso a los entrenamientos en las diferentes disciplinas, incluido el fútbol; generó una ola de rumores.

Durante la tarde de ayer sonó con fuerza la idea de establecer el lunes 25 de mayo como la fecha indicada para la vuelta a las prácticas en el fútbol. Sin embargo, Nicolás Russo, presidente de Lanús y secretario ejecutivo en la Asociación del Fútbol Argentino, fue tajante al respecto.

Yo no veo ninguna posibilidad de volver a entrenar el 25 de mayo. Está bien que se estudien protocolos, pero hay que ser francos. Yo no lo veo. Ojalá esté equivocado, pero no lo veo. La problemática es compleja y no veo al fútbol en condiciones para entrenar. De hecho, hay un montón de clubes que sus instalaciones fueron cedidas para este tema, con camas instaladas”, comenzó su relato en diálogo con Radio La Red. Y rápidamente, agregó: “Además, el fútbol argentino tiene una característica de ser solidario. No veo que se arranque Primera División y no arranque la Primera Nacional, la B Metropolitana o la C”.

Aunque explicó que desde el Gobierno aún no se manifestaron oficialmente, el dirigente sí reconoció que mantuvo un diálogo con el ex presidente de San Lorenzo. “Matías me llamó anoche, y se tocó este tema. Están elaborando protocolos para diferentes actividades deportivas, pero no me dijo de iniciar el 25”, aclaró.

En otra nota con el programa radial CNN Primera Mañana dio una mirada más amplia respecto al tema del calendario: “No veo que podamos volver a entrenar ni en mayo ni en junio. Siendo optimista, se podrían volver a entrenar en julio y a jugar en septiembre. Es una opinión personal que comparte casi toda la dirigencia”.

“Tampoco sabemos cuando arranca el torneo. Tiene que estar medianamente claro el día que volvemos a jugar, para planificar cómo entrenar. Hoy es arriesgar, algo que no tiene sentido”, comentó el también Diputado Provincial de Buenos Aires.

Uno de los requisitos para retomar las prácticas sería con la utilización de test rápidos de COVID-19, lo que significaría un gran gasto para las entidades deportivas. Ante este escenario, el dirigente sostuvo que “Desde AFA se hará lo imposible para colaborar, pero hay que manejar los tiempos. Habrá que tomar infinidad de precauciones para volver”.

Nosotros queremos jugar al fútbol ya, pero la realidad es que hay otra prioridad. Acá en Lanús la atención está en los barrios vulnerables. Son lugares donde llevar a cabo la cuarentena es muy difícil. Es mucha gente viviendo en un lugar reducido. No veo que una actividad deportiva se pueda llevar adelante en la provincia de Buenos Aires. A mi entender, siendo optimista, arrancamos en septiembre”, concluyó.

Fuente Infobae