La ciudad de Córdoba, a pesar de ser zona roja, transitaba la segunda semana de la fase cuatro del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus. Muchas actividades del sector económico habían quedado exceptuadas, pero un nuevo brote puso en alerta a las autoridades sanitarias.

El aumento significativo de casos positivos en la capital y el sorpresivo brote en la zona del Mercado Norte, que derivó en el cierre de nueve manzanas y la activación de un operativo en 16 barrios, provocó que el comité de expertos que asesora al Centro de Operaciones de Emergencia de la Provincia recomendara rever las medidas adoptadas en los últimos días.

Por esta razón, el director de Salud de la Provincia, Diego Cardozo, anunció la suspensión de la flexibilización en algunas actividades en la ciudad de Córdoba. De esta forma, comercios, peluquerías, credos, mudanzas y profesiones individuales no podrán volver a trabajar. Tampoco permitirán las caminatas recreativas el próximo fin de semana.

“Está en peligro la salud de los cordobeses”

Sin embargo, quedan exceptuadas las profesiones esenciales y las industrias. Además, restringen los ingresos a la capital desde la medianoche de este martes y llevarán adelante controles más exigentes en los puentes. «Necesitamos que haya la menor circulación de personas posibles», expresó.

«Tenemos que controlar la diseminación de la patología. En tres días hemos tenido un aumento de 55 casos. Está en peligro la salud de los cordobeses», manifestó Cardozo en conferencia de prensa. En total, se registraron 35 infectados en la periferia del Mercado Norte: son comerciantes y contactos estrechos.

Mientras, continúa el operativo epidemiológico en 16 barrios con el objetivo de interrumpir la cadena de contagios. «Todas las personas que presenten sintomatología y hayan circulado en los últimos 10 días en la zona del Mercado Norte, llamen al 0800-122-1444 o acudan al centro de atención primaria de la salud más cercano», solicitó.

Fuente: ElDoceTv