De esta manera, recibe a sus fieles sólo para rezos individuales y confesiones durante un lapso de tiempo de 10 a 15 minutos.

Para una mejor organización, se colocaron cintas y un vallado que delimitan los espacios. En el ingreso se colocó un trapo de piso húmedo con lavandina y se encuentra una persona que rocía con agua y alcohol ambas manos de las personas que entran al recinto sagrado, quienes deben llevar barbijo o tapaboca como requisito indispensable.

La sede parroquial permanecerá abierta de martes a domingos, de 9:30 a 11:30. Las capillas de los diferentes distritos volverán a abrirse la semana próxima, luego de la reunión que el párroco mantendrá con los Consejos de Pastoral de cada comunidad.

Las misas continuarán de manera virtual por Facebook: Agencia de Noticias el Nevado Andalgalá, Andalgalaxia y P. Martín Melo. En el caso de algún fallecimiento, el sacerdote rezará el responso.

El párroco, Pbro. Martín Melo, consideró que la reapertura de los templos “refuerza la esperanza, porque la fe tiene efectos benéficos, y en lo psicológico serena a la persona, la hace más capaz de bondad, de paciencia».