La enseñanza puertas adentro es un gran desafío para docentes, padres y alumnos. Y en la misma sintonía de la frase que dice que “cada familia es un mundo” puede decirse que cada lugar o pueblo también lo es.
 
Mientras que en las grandes ciudades muchos padres se enojan por la cantidad de actividades que reciben a diario sus niños por parte de sus maestros, hay otros de poblaciones más pequeñas que se encontraron con la dificultad de no poder “oficiar de educador” porque no están alfabetizados. Dicho de otro modo: porque no saben leer ni escribir.

Esta realidad sucede en muchas zonas rurales del norte de la provincia de Santa Fe, donde además existen otros problemas: muy pocos tienen una computadora en su casa y pensar en conexiones wifi es una utopía. Lo único que dispone la mayoría de la gente es de un teléfono celular con WhatsApp, que permite el acceso a internet pero a través del consumo de datos móviles, es decir si el teléfono celular tiene saldo.
 
La realidad de una zona rural
El Sombrerito es una localidad del Departamento General Obligado de la Provincia de Santa Fe. Queda, hacia el norte, a casi 400 kilómetros de la capital provincial y tiene 1.168 habitantes. Una de sus escuelas es la primaria N° 6.088, Salvador Caputto.

Nilda Morzán es una de las maestras de esa escuela rural. Este año le fue otorgado el 3er. grado, compuesto por diez alumnos. Consultada sobre la educación en tiempos de la pandemia por Coronavirus, reconoció que es muy diferente a lo que sucede en las grandes ciudades y dejó en claro que el principal objetivo por lograr es “que los chicos no pierdan la costumbre de abrir el cuaderno”.

“Cuando se suspendieron las clases por Covid-19, entregaba las actividades en papel. Convocaba a un adulto a la escuela, obviamente respetando las medidas de protección, y se las daba. Luego llegaron los cuadernillos de Nación, pero tuvimos que volver a nuestra metodología porque traían temas nuevos o actividades para hacer con una computadora conectada a internet y la realidad nuestra es que hay padres de alumnos que apenas saben leer y escribir y ninguno tiene acceso a internet a través de una computadora”, contó Nilda.

1 de cada 5 alumnos de primaria no tiene conexión a internet en su casa. La cifra es nivel nacional y representa al 19,5 % de los estudiantes del nivel primario. Más aún, el 23,7% de los chicos no cuenta con una computadora ni propia ni de su familia. ()

Frente a ésto, lo que hace es enviar actividades por WatsApp, que llegan cuando los padres tienen crédito en el teléfono. “La dificultad más grande es el seguimiento porque todo se hace en la medida de las posibilidades de cada familia. Por eso yo estoy convencida de que la educación virtual puede servir en la universidad o en un secundario, pero no en la primaria. La enseñanza virtual nunca va a reemplazar el salón de clases, mucho menos en las zonas rurales”, finalizó la docente rural.

La escuela primaria N° 6.088 Salvador Caputto está conformada por un total de 62 alumnos -15 en el nivel inicial y 47 en el nivel primario-. Todos saben que el retorno a las aulas está lejos, pero también que ahora la prioridad es la salud. Mientras tanto, docentes, padres y alumnos, seguirán haciendo “lo que se puede” en materia educativa con un solo objetivo: que los chicos no pierdan la costumbre de abrir sus cuadernos.
 
En palabras
“Recibimos los cuadernillos de Nación, pero tuvimos que volver a nuestra metodología porque traían temas nuevos o actividades para hacer con una computadora conectada a internet y la realidad nuestra es que hay padres de alumnos que apenas saben leer y escribir y ninguno tiene acceso a internet a través de una computadora”.
Nilda Morzán, docente rural de El Sombrerito.
 
Cuadernillos provinciales
 
El Gobierno de la Provincia de Santa Fe elaboró sus propios cuadernos educativos en el marco de la pandemia por Covid-19. Todos ya están disponibles en la página web del gobierno, pero aún no llegaron en su versión impresa en zonas rurales como El Sombrerito. Hasta tanto eso suceda, la metodología será la de hasta ahora: cada docente prepara actividades y las envía por watsapp a los padres o bien las entrega en papel cada dos semanas, cuando un mayor se acerca a la escuela a retirar el bolsón de mercadería.
  16,7 % de alumnos de primaria de la provincia de Santa Fe no tiene acceso a internet. (
)
 
(*) Datos surgidos de la última prueba Aprender, recopilados en un nuevo informe del Observatorio Argentinos por la Educación.