De los albores del siglo XX a las primeras décadas del siglo XXI. De la Dársena Sud, pasando por Sarandí, la vuelta a La Boca y la mudanza a Alvear y Tagle con la idea del progreso, hasta el Monumental de Udaondo y Figueroa Alcorta y la creación del barrio propio entre Belgrano y Núñez. Este lunes 25 de mayo, River cumple 119 años de una historia rica, plagada de éxitos futbolísticos y con algunas frustraciones que lo hicieron más fuerte hasta levantarse y llenarse de épica y de más gloria. Y este 2020 lo encuentra en pleno coronavirus, pero con un presupuesto mayor que muchos municipios del país y uno de los 100 planteles más caros del fútbol mundial.

La importancia de River va mucho más allá del ciclo triunfal que lidera Marcelo Gallardo con su equipo, de la Copa Libertadores eterna ganada en 2018 ante Boca en Madrid, de la picardía de Ramón Díaz, de los goles principescos de Enzo Francescoli, de la gambeta endiablada de Ariel Ortega, de la magia del Beto Alonso, de los campeones de todo en 1986, de las atajadas del gran y recordado Amadeo Carrizo, de la mística de Ángel Labruna, del sello de “La Máquina”, del intratable Bernabé Ferreyra, del mote de “Millonario”, de ser el club argentino que más jugadores dio a la Selección nacional y de contar con dos balones de oro (Alfredo Di Stéfano y Omar Sívori) surgidos de su riñón. 

Con una cantera fructífera que dio muchas figuras del deporte argentino en general, el club tiene la mirada puesta también en lo social, cultural y educativo. Y su mirada futurista pretende ser cada vez más grande. Así llegó River a los 119 años. Pero… ¿cómo está este River de cumpleaños?

En lo estrictamente futbolístico, suma 66 títulos, de los cuales 35 fueron por ligas locales, 13 por copas nacionales y 18 por torneos internacionales (12 en la era moderna y 6 antes de la Libertadores), entre ellas cuatro Libertadores y una Intercontinental. Y Labruna, uno de sus ídolos máximos, es el máximo goleador del fútbol argentino, con 317 tantos (294 locales, al igual que Arsenio Erico, pero con 11 por copas nacionales y 12 por copas sudamericanas).

Sus hinchas disfrutan de la supremacía por 13 a 5 en cruces de eliminación directa sobre Boca, incluidos dos triunfos en finales, las de la Supercopa argentina y la Libertadores 2018, y una derrota en el Nacional ’76. Y durante su historia, a River se lo destacó por su culto a la estética del juego, con un corte ofensivo, y de protagonismo, características que hoy mantiene.

"La Máquina" de River, con Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau.
«La Máquina» de River, con Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau.

Al margen de algunos vaivenes financieros en el último tiempo, en lo económico, los números asombran. El valor de referencia de mercado del plantel, de acuerdo al prestigioso sitio internacional Transfermarkt, es de 114.100.000 eurosY es el único club argentino que figura en el top 100 de este rubro en el mundo.

El presupuesto anual de la institución ronda los 7 mil millones de pesos, un paquete económico más grande que el que se maneja en varios municipios de la Argentina. Por citar algunos ejemplos, los de San Miguel (6.500 millones), Esteban Echeverría (4.600), Morón (5.000), Hurlingham (4.200), Florencio Varela (3.300) e Ituzaingó (2.500), distritos del conurbano bonaerense.

Son 140 mil los socios de la entidad, incluyendo todas las categorías y la comunidad Somos River, que dejan en la tesorería del club mensualmente unos 90 millones de pesos, el 21 por ciento de los ingresos totales. Otros porcentajes altos provienen de la transferencia de jugadores (25%), abonos y venta de entradas (17%) y sponsors (15%).

El estadio Monumental, ícono de River y sede de la consagración en el Mundial de 1978.
Foto: EFE
El estadio Monumental, ícono de River y sede de la consagración en el Mundial de 1978.

Cerca de 1.000 millones de pesos anuales ingresan a las arcas del club por abonos y por entradas. Y una cifra similar recibe por sus 18 sponsor, entre los que se destacan tres marcas internacionales: Adidas, Turkish Airlines y Axion. Entre las tres, dejan alrededor de 10 millones de dólares por temporada. De la televisión, en tanto, entran un poco más de 200 millones de pesos anuales, lo que representa menos del 5% de los ingresos.

Adidas, la empresa que viste al plantel, abona una suma fija anual de 5.500.000 dólares por temporada. Y deja otros dos millones de dólares más en conceptos de regalía. Aproximadamente, vende medio millón de camisetas de River por año y si se contabilizan otras prendas (shorts, camperas, buzos, pantalones, medias), la suma asciende a casi un millón.

River representa mucho más que fútbol. Está presente en todos los niveles educativos con un instituto, un terciario y una universidad. Y posee más de 50 actividades deportivas, sociales y culturales. Es una auténtica organización civil.

Su infraestructura inmobiliaria es enorme. En las 14 hectáreas de la superficie donde se emplaza el Monumental, un estadio con capacidad para 70 mil personas, 400 puestos de prensa, 104 palcos y 800 áreas VIP, se le suman 535 lugares de estacionamiento, el Museo, gimnasio, el microestadio, los quinchos, la pileta, la confitería, los playones y un Salón Auditorio con pantalla de cine. Y se agregan los predios de Ezeiza (propio) y de Hurlingham (en concesión).

Los recursos humanos son vitales para sostener semejante “monstruo”. Es por eso que más de 20 áreas conforman el organigrama del día a día del club. Y cuenta una planta de empleados muy grande: 1.143 personas.

Ídolo. Marcelo Gallardo, campeón como jugador y técnico.
Foto: Archivo Clarín
Ídolo. Marcelo Gallardo, campeón como jugador y técnico.

Los ídolos no están ajenos al club. Gallardo es el entrenador del primer equipo; Francescoli, el secretario técnico; Alonso, embajador; Ortega, coordinador del selectivo infanto-juvenil; el Pato Fillol, entrenador de arqueros de Inferiores; y Carrizo fue presidente honorario hasta su fallecimiento. Además, trabajan otras ex glorias del club, como Pedro Alexis González (reclutador), Hernán Díaz (en la secretaría técnica), Juan José Borrelli (DT de la Reserva) y muchos como parte del Fútbol Senior.

River tiene una marca propia que trasciende las fronteras del país y es reconocida en  el mundo. Hay millones de hinchas que lucen la banda roja por todo el planeta. Y 123 filiales oficiales (13 en el exterior) que canalizan esa pasión y otras que están en vías de reconocimiento.

Además, abrió escuelas de fútbol en Estados Unidos, México, Ecuador, Colombia y China. Y posee varios captadores de talentos que trabajan bajo la órbita de la coordinación de fútbol infanto-juvenil para detectar pichones de crack en el país y en algunos lugares de Sudamérica: Uruguay, Paraguay, el sur de Brasil y Colombia.

En esa visibilidad externa, mucho tiene que ver la creciente presencia en redes sociales. En Facebook posee casi 9 millones de seguidores; en Instagram, 4 millones; y en Twitter, casi 3,4 millones. Y según el sitio Deportes y Finanzas, River lidera el fútbol argentino en las principales plataformas digitales, con 76,1 millones de interacciones. Lo sigue Boca, con 51,2 millones.

El club se acerca a millones de personas al haberse introducido en el mercado gamer. Fue pionero en lanzar una división de eSports ​con el fútbol virtual (PES) y en la “League of Legends”, un videojuego de estrategia de batalla que está entre los cinco principales a nivel mundial. Y eso se puede traducir en buenos dividendos, ya que hay hasta 20 millones de dólares en juego.

Esto forma parte de una mirada futurista. No es casual que el presidente Rodolfo D’Onofrio desee construir una cancha nueva, moderna y más grande que la actual, con más comodidades y con características FIFA, como para que sea sede de un Mundial, tal como lo fue el Monumental en 1978, el único estadio de la Argentina campeón del mundo. Ese es otro orgullo, entre tantos otros, que River exhibe en su cumpleaños número 119.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Fuente Clarin