El Gobierno de la Provincia le propuso al Frente de Unidad y Solidaridad Sindical (FUSSI) crear una Secretaría de la Reforma del Estado para que allí sean discutidas todas las particularidades que los distintos actores de la Administración Pública cuestionan respecto de los avances que propone. En principio, los gremios aceptaron la convocatoria pero tienen dudas y no hay un consenso definitivo. Hasta el cierre de esta edición, en la sede de ATE se decidían las medidas a seguir por parte de la mesa intersindical, aunque en primera instancia respaldarán a SUTECA, integrante del sector, en el banderazo docente de mañana.

La cita fue pautada para el martes por la noche en el Centro de Innovación y Desarrollo de la Municipalidad de la Capital por el ministro de Gobierno, Jorge Moreno, aunque luego sorpresivamente se sumaron el gobernador Raúl Jalil y la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Guerrero.

Allí, los gremios propusieron postergar el debate de la reforma del Estatuto Docente para la «post-pandemia», y discutir con mayor tranquilidad la reforma del Estatuto del personal de la Administración Pública, la denominada movilidad laboral, entre otros temas.

El gobernador Jalil fue quien lanzó la propuesta de crear una «Secretaría de Reforma del Estado», bajo la órbita del Ministerio de Gobierno, para discutir allí todos los temas puntuales que aquejan a los distintos sindicatos. Según explicaron, la intención sería que funcione como la Comisión Consultiva para la reforma de la Constitución Provincial, que se creó a fines de 2014 para debatir el proyecto de Reforma Constitucional.

De hecho, el ministro de Educación, Francisco Gordillo, adelantó que la reforma del Estatuto Docente será materia de discusión de la nueva secretaría (ver página 3).

En declaraciones televisivas, el ministro Moreno destacó el diálogo con todos los sectores políticos y sindicales, y dijo que el Ejecutivo insistirá en la búsqueda de consensos, aunque destacó que puede ocurrir «que no estemos todos de acuerdo en todos los temas».

«Hemos hablado con todos los sectores y les hemos pedidos aportes en varias y reiteradas oportunidades. No quiere decir que ese aporte después prospere en el perfeccionamiento de los proyectos. Por ahí no coincidiremos en los puntos de vista, la unanimidad no existe», remarcó Moreno.

Anoche en la sede de la Asociación de Trabajadores del Estado, la FUSSI se reunió para determinar cuál será el próximo paso del sector. «Vamos a integrar toda convocatoria para defender nuestras posiciones», dijeron desde la intersindical, aunque el criterio no es completamente compartido, ya que algunos de los gremios sienten que no hay posibilidad de diálogo.

Como primera medida y en lo que sí hubo consenso fue en el respaldo a SUTECA, como integrante de la FUSSI, en el banderazo que planean para mañana junto con otros gremios docentes.

Desencuentros

La semana pasada, el Gobernador recibió a la intersindical estatal un día antes de la movilización que habían convocado y asumió el compromiso de que todas las reformas se discutirían y que no avanzarían sin consenso de todos los sectores.

Igualmente la movilización se realizó con un respaldo contundente de ATE y SOEM como principales motores de la intersindical, acompañados por trabajadores de IPV, Rentas, CAPRESCA, OSEP, legislativos, entre otros.

En este sentido, se hizo visible la «grieta» sindical, ya que al momento de los discursos hubo críticas hacia otros sectores de la CGT y UPCN, que también se reunieron con el gobernador Jalil pero que expresaron su conformidad al sostener que el Gobierno les transmitió la tranquilidad de que con las reformas no se verían afectados los salarios ni los derechos adquiridos de los trabajadores.

Fuente: ElAncasti