El ministro de Educación de la Provincia, Francisco Gordillo, confirmó que los alumnos de escuelas de periodo especial retornarían a clases el próximo 7 de junio, aunque también podría autorizarse al regreso la próxima semana.

Al respecto, expresó: “Nosotros tuvimos una reunión con el Gobernador de la Provincia para ver la posibilidad de poder hacer el cierre del ciclo lectivo de las escuelas de periodo especial y eso lo trasladamos al COE provincial, para ver si nos autoriza a hacer un reintegro”.

“Las escuelas de periodo especial comienzan su ciclo en el mes de agosto y terminan en el mes de junio, son las escuelas ubicadas en la Puna, aquellos departamentos que están cercanos a la cordillera, donde tanto la situación geográfica como la situación climática impiden el dictado de clases durante el invierno”, señaló.

En esa línea, el ministro indicó: “Estas escuelas tuvieron dos trimestres presenciales, no hubo ningún tipo de problema, han tenido evaluación con una calificación numérica y en este tercer trimestre no tuvieron clases en forma presencial. Todavía nos queda una semana, por eso nosotros queremos extender una semana para que se haga el cierre pedagógico en función de la resolución del Consejo Federal de Educación, en forma de evaluación a través de un acompañamiento pedagógico”. 

“También hemos elevado al COE un protocolo sanitario para comenzar a trabajarlo con las escuelas de periodo especial.

Además, nos serviría como un punto de partida para saber cómo podemos trabajar con las escuelas de periodo común cuando las autoridades sanitarias lo autoricen para poder regresar a clases”, afirmó.

Además, Gordillo señaló: “El protocolo sanitario que estamos estableciendo tiene que ver con normas básicas y lo elevamos para la aprobación. Así que esperamos para ver si el COE nos autoriza y estaríamos previendo poder reintegrarnos, si no es este próximo lunes, será el próximo 7 de junio”.

Por su parte, Miguel Arroyo, secretario de Gestión Educativa del ministerio de Educación, comentó: “Estamos trabajando para la vuelta a la presencialidad, en primer término para las escuelas de periodo especial. Estamos hablando de los departamentos Andalgalá, Belén, Santa María y Antofagasta de la Sierra, con escuelas que tienen baja matrícula y a veces problemas de conectividad”.