En la mañana de este domingo 21 de junio falleció, a los 104 años, el Arzobispo emérito de La Serena (Chile), Mons. Bernardino Piñera Carvallo, quien era el obispo más anciano del mundo y tío del actual presidente Sebastián Piñera.

El diario chileno La Tercera informó que, aunque el prelado “padeció COVID-19 a raíz de un brote detectado en el hogar de ancianos donde residía”, “se descartó que ello fuera la causa de su deceso”.

La Conferencia Episcopal Chilena informó que el fallecimiento de Mons. Piñera sucedió en el Hogar Santo Cura de Ars de Santiago de Chile, donde estaba siendo atendido. Semanas antes había sido internado en la Clínica UC San Carlos de Apoquindo, luego de registrarse un brote de coronavirus en el hogar de las Hermanitas de los Pobres, donde residía previamente.

“Nos unimos en oración ante el altar del Señor por el descanso eterno de quien fuera Arzobispo de La Serena los años 1983 a 1990. Los sacerdotes, diáconos, personal consagrado y fieles lo recuerdan con gratitud, valoran sus homilías profundas, sencillez de pastor y claridad meridiana para señalar el camino de la fe y del amor a Jesucristo Salvador en tiempos no fáciles, como también su amable disposición al poner sus capacidades personales al servicio del Reino”, declaró el actual Arzobispado de La Serena, Mons. René Rebolledo Salinas.

Su funeral se realizará en privado este domingo 21 en el Parque del Recuerdo, señaló el diario La Tercera.

Mons. Bernardino Piñera Carvallo era Arzobispo emérito de La Serena y cumplió 104 años el 22 de septiembre de 2019.

Estudió medicina en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Se licenció en 1941 y fue ordenado sacerdote a los 31 años el 5 de abril de 1947.

Fue asesor general de la Acción Católica y asesor nacional de la Asociación Nacional de la Juventud Católica Femenina. Entre 1950 y 1953 fue vicerrector de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

El Papa Pío XII lo nombró Obispo Auxiliar de Talca el 11 de febrero de 1958 y el 10 de diciembre de 1960 fue designado Obispo de Temuco.

Un hito importante fue haber participado en las cuatro sesiones del Concilio Vaticano II (1962-1965), evento que considera que lo más importante que generó fue el cambio en la “eclesiología, es decir, la visión de la Iglesia de los teólogos”.

El 28 de diciembre de 1977 presentó su renuncia al Papa San Pablo VI para dedicarse por completo a sus funciones como Secretario General del Episcopado. En 1983 San Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de La Serena.

Ese mismo año también asumió como presidente del Episcopado, en el que permaneció hasta 1988.

En 1990 se retiró de la Arquidiócesis de La Serena al llegar a la edad límite de 75 años.

“He gozado mi vida de sacerdote y he gozado mi vida de obispo, y soy hoy día el obispo más antiguo y más viejo del mundo”, expresó Mons. Piñera a ACI Prensa, en una entrevista realizada en 2018.

Ese mismo año, durante su visita apostólica a Chile, el Papa Francisco se encontró con Mons. Piñera y lo felicitó por cumplir 60 años como obispo. Lo describió como una “hermosa memoria viviente”.