Ayer, autoridades del ministerio de Educación entregaron el protocolo para el retorno a clases presenciales -cuya fecha no está definida- a los referentes de la intersindical docente, en una reunión que mantuvieron en las instalaciones del CAPE.

En el encuentro, encabezado por el ministro Francisco Gordillo, los representantes de los gremios Asociación de Trabajadores de la Educación de Catamarca (Ateca), Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación de Catamarca (Suteca), Unión de Docentes Argentinos (UDA), Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y del Sindicato de Docentes de Catamarca (Sidca) accedieron al protocolo provincial que se aplicaría en la vuelta de los estudiantes, docentes y no docentes a los establecimientos escolares, en el marco de la pandemia de COVID-19. Vale resaltar que, semanas atrás, la intersindical había expresado su malestar porque no había sido convocada para el tratado de las medidas sanitarias y de seguridad que se requieren por el contexto de pandemia. 

Ahora, los referentes de la intersindical analizarán el protocolo y en el segundo encuentro, programado para la semana venidera, realizarán algunos pedidos a los funcionarios de la cartera educativa, según pudo conocer el diario El Esquiú. 

Uno de los puntos a tratar, estaría relacionado con aquellos docentes que actualmente se encuentran en otras provincias y todavía no pudieron regresar. 

Además, la intersindical apunta a obtener mayores precisiones de la situación de los y las docentes que integran el grupo de riesgo ante el coronavirus. Es decir, quienes son mayores de 65 años y las personas de todas las edades con determinadas afecciones, tales como inmunodepresión o enfermedades crónicas cardíacas, pulmonares, renales, hepáticas, sanguíneas o metabólicas (por ejemplo, la diabetes). Y si bien desde Educación habían adelantado que los y las docentes que se encuentren en esa condición no asistirían presencialmente a las escuelas, los sindicatos buscan conocer si deberán continuar con el dictado de clases a través del sistema virtual, como lo hacen actualmente.

“Queremos que el ministerio dé precisión sobre los mecanismos, cuál es el mecanismo que el docente tiene que implementar: si va a seguir con clases virtuales, qué papeles tiene que presentar. No está claro cómo se va a trabajar con esos temas. Queremos mayores precisiones para dar tranquilidad. Si bien no sabemos cuándo se va a volver a clases, no significa que no tenemos que trabajar en el pensar en el volver”, comentó el titular del Sidca y uno de los integrantes de la intersindical, Sergio Guillamondegui. Los gremios, también expondrían la dificultad que se podría presentar aquellos y aquellas docentes que están radicados en un departamento provincial, presentan servicio en otro y no poseen un medio de movilidad. En este sentido, van a hacer un relevamiento para ver cuántos docentes se encuentra en una situación como esta.

Cabe mencionar que, en la ocasión, “la intersindical manifestó nuevamente al ministerio que tiene que definir el tema de la paritaria, que no se resolvió hasta el día de hoy”, según resaltó Guillamondegui. 

El líder de Sidca insistió en que hay problemas edilicios en las escuelas. “Nosotros creemos que hay problemas serios de infraestructura, que son de años y eso repercute en el espacio escolar. Hay escuelas en la Capital en que conviven tres niveles en el mismo edificio. Hay escuelas en el interior donde la escuela primaria le presta el aula a un nivel inicial. Hay lugares donde la secundaria comparte baño con la primeria porque el baño está roto. No se trata de llevar una lavandina y un alcohol en gel”, aseguró.