Lionel Messi provocó un verdadero terremoto en el fútbol mundial al comunicarle a Barcelona que quiere irse del club, tal como adelantó TyC Sports. Enseguida empezó a especularse con posibles destinos, donde la Pulga tendrá que hablar con sus posibles nuevos compañeros para tener un objeto que lo acompañó en la mayor parte de su carrera: la número 10.

En Manchester City, dirigido por Pep Guardiola y uno de los principales aspirantes a la contratación del rosarino, no habría ningún problema para dialogar. Quien la tiene actualmente es su amigo Sergio Agüero, que podría retomar el 16 que utilizó en su época inicial en el conjunto inglés, que lo tiene como ídolo histórico. 

Inter, con los poderosos inversores chinos al mando, apostó por Lautaro Martínez para llevar ese mítico dorsal. Tambien compatriota de Messi, al ex-Racing seguramente no le molestaría ceder el número con tal de compartir delantera con él, algo que ya hizo en los últimos tiempos de la Selección.

En PSG, por su parte, la posee otro de sus más cercanos del mundo del fútbol: el brasileño Neymar, a quien tanto extrañó una vez que partió del Barça y por quien tanto insistió para un posible regreso que finalmente no llegó. El crack paulista hizo gran parte de su carrera con el 11, hoy en poder de Ángel Di María allí.

Fuente El Ancasti Digital