En la mañana de este lunes, el profesor Luis Rojas director de la Escuela Misión de Cultura Rural y Doméstica N°2 de la localidad de El Puesto, hizo entrega de doce roperos, doce mesas de luz, y un armario destinado para elementos de la cocina. Los muebles que serán de gran utilidad para los abuelos que se encuentran alojados en el Hogar de Ancianos, fueron recibidos por la directora de la institución Sra. Ana Nieto.

En sentido la directora del hogar, realizó un pedido al Intendente Municipal Dr. Sebastián Nóblega para obtener los insumos con los que se fabricarían los muebles. De esta manera, con el equipo de trabajo del establecimiento escolar, pudieron fabricarse estos elementos que hoy fueron entregados. Tanto las mesas de luz como los roperos poseen cada uno su llave que será entregada a cada abuelo para que pueda guardar sus pertenencias y tenerlas a resguardo, cubriendo una necesidad de privacidad que ellos requerían.

Con respecto a las actividades de la escuela y a la entrega realizada, el Director, Profesor Luis Rojas expresó: «Gracias a Dios hay mucha gente que nos empezó a conocer y confía en nosotros, y nos llevan sus inquietudes, pero para esto necesitamos si o si el apoyo del ministerio Ciencias e Innovación Tecnológica, que gracias a su autorización podemos trabajar; Y sobre la entrega de los muebles que hicimos al hogar, en nombre mío y de todo el equipo de la institución, agradezco al Sr. Intendente Sebastián Nóblega por la confianza, porque se trabajó en conjunto, el municipio aporto los materiales, los insumos y la escuela puso la mano de obra y así pudimos llevar adelante este proyecto, en dos semanas pudimos fabricar los muebles entregados.»

Cabe resaltar que las autoridades de la escuela y las del Hogar de Ancianos firmaron un convenio de trabajo, es por esto que se seguirán entregando elementos para la Institución, acorde a las necesidades que esta presente.

La directora del Hogar de Ancianos refirió: “Agradezco a todo el personal, de corazón porque todos nos pusimos en la misma vereda y mirando el mismo objetivo que es trabajar por nuestros residentes, por el bienestar en general, no tanto la alimentación sino la parte psicológica, afectiva, emocional, recreación, todo. Si el abuelo nos requiere dejamos lo que estamos haciendo y vamos a él, porque ellos son la parte importante de la institución, les tenemos que hacer sentir bien a ellos, porque es una etapa muy difícil la que están viviendo.» Enfatizó Ana Nieto.