La localidad cordobesa de Justiniano Posse suma 16 casos activos de coronavirus, aunque las autoridades admitieron que esperan más confirmaciones ya que hay más de 900 personas aisladas luego de una polémica misa.

En las últimas horas se difundieron imágenes de la celebración patronal por el Día de la Virgen Niña del martes 8 de septiembre, cuando asistieron cientos de vecinos sin barbijo y sin distanciamiento social.

Testigos aseguraron que el sacerdote decía que «quienes usaban barbijo eran miedosos y que no había que tener miedo a la muerte, porque los que se mueren se van antes con Dios».

El intendente Gerardo Zuin si bien no pudo confirmar la versión porque no estuvo en el lugar, declaró a Cadena 3 que «casi seguro haya dicho eso porque lo conozco», en referencia a los rumores de que el cura tiene posturas contrarias a las vacunas y la cuarentena.

«Me enteré de este caso a través de comentarios de la gente. Incluso desde la Municipalidad ya habíamos intimado a la iglesia para que cumpla el protocolo», explicó.

Sin embargo tampoco se respetó en la procesión del 8 de septiembre, ya que el mismo día por la noche hubo gente con síntomas. «Esto da a entender que ya se venía repitiendo en las anteriores misas», agregó.

El intendente encabezó el martes por la noche un acto junto a las autoridades sanitarias para admitir que tienen «un brote bastante notable». Una decena de casos durante el fin de semana y otros cuatro confirmados el martes son parte de la situación epidemiológica.

El reporte municipal refiere que hay «903 possenses que continúan realizando el aislamiento obligatorio».

Investigación 

El fiscal Federal José María Uriarte de Bell Ville trabaja de oficio en la investigación de los hechos, tras recibir el martes una denuncia anónima. 

El funcionario judicial ya se puso en contacto con las autoridades de Justiniano Posse para recabar información y luego procesar las pruebas. 

«Teníamos conocimiento de los casos positivos, pero no que eran circunstancia de la parroquia. A partir de esta llamada se toman esos dichos y se inicia la actuación», dijo a Cadena 3.

¿Qué dijo la Iglesia de Córdoba?

El obispo auxiliar de Córdoba, el padre Pedro Torres, reiteró el pedido a las parroquias para que respeten el virus y cumplan con los protocolos sanitarios.

«Tenemos que cuidarnos con seriedad, porque de este virus se sabe menos de lo que creemos saber, tanto del tratamiento como de la prevención», dijo a Cadena 3.

Sostuvo que el compromiso de los obispos de las provincias es cumplir las normas y protocolos. «Hasta el momento no había dificultades en las celebraciones, pero aquí parece que se confiaron de más y hubo imprudencia», apuntó.

Informe de Agustina Vivanco y Federico Haldemann.

El Obispado de Villa María dijo que apoya la investigación por el brote en Justiniano Posse

Tras el brote de coronavirus en Justiniano Posse, luego de que un cura alentara a los feligreses a no usar barbijo en una misa, el Obispado de Villa María apoyó la investigación que lleva adelante la Justicia.

El fiscal federal de Bell Ville José María Uriarte investiga lo sucedido en la parroquia de Justiniano Posse durante las celebraciones de la Virgen patrona de esa localidad, en donde no se habrían cumplido las normas de prevención del coronavirus. 

“A partir de una denuncia telefónica que recibí ayer por la tarde (por el martes), se inició una investigación preliminar en la que todavía no hay imputaciones ni atribución de responsabilidades”, precisó el fiscal a La Voz. 

Al respecto, el Obispado lanzó un comunicado desligándose de responsabilidades y asegurando que adhirieron a los protocolos establecidos por el COE en su culto público. También, apoyando al investigación de la Justicia.

«Con respecto al supuesto incumplimiento de dicho protocolo en la parroquia Natividad de María de Justiniano Posse, con ocasión de sus festejos patronales, respetamos y apoyamos las actuaciones que al respecto ha iniciado de oficio la fiscalía federal de Bell Ville para establecer si hay responsabilidades personales», dijeron en el comunicado replicado por El Doce.

El caso

En Justiniano Posse hay cerca de mil personas aisladas, decenas esperando resultados de los hisopados y 16 casos confirmados de Covid-19, luego de una peregrinación y misa por la Virgen patrona del pueblo. 

“Habían establecido protocolos para misas con distanciamiento y una cantidad máxima de personas. Testigos dicen que el sacerdote decía que quienes usaban barbijo eran miedosos y que no tenía que haber miedo a la muerte porque si moríamos nos íbamos antes con Dios», contó Adrián Leonardi, periodista local, a Arriba Córdoba. 

Leonardi dijo que el cura “es totalmente antivacunas, anticuarentena”. “Incluso en su Facebook, que eliminó ayer, bajaba ideas en este sentido”, repudió el periodista.

También en Arriba Córdoba, el director del hospital Oscar Gómez confirmó que ya tienen el resultado de 16 casos positivos y están a la espera de varios resultados más. “El martes se hicieron 32 hisopados más, estamos con bastante espera”, apuntó.