Otras 209 personas murieron y 6.899 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, mientras las Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que las vacunas y las campañas de vacunación no eliminarán por si sola la pandemia.

«Las vacunas no significan coronavirus cero», explicó hoy el director de Emergencias de la OMS, Michael Ryan, en rueda de prensa a través de una videoconferencia.

Según las cifras oficiales informadas esta tarde, el número total de fallecidos desde el inicio de la pandemia se elevó a 39.512 en el país, mientras que los infectados llegaron a 1.454.631, de los cuales 1.281.955 ya recibieron el alta.

El Ministerio de Salud indicó que había 3.929 internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 55,7% en el país y del 60,2% en la Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

El detalle confirmado de casos por provincias mostró a Buenos Aires con 1.790, Ciudad de Buenos Aires 313, Catamarca 33, Chaco 205, Chubut 336, Corrientes 522, Córdoba 555, Entre Ríos 197, Jujuy 2, La Pampa 77, La Rioja 12, Mendoza 162, Misiones 21, Neuquén 600, Río Negro 201, Salta 48, San Juan 159, San Luis 72, Santa Cruz 242, Santa Fe 991, Santiago del Estero 82, Tierra del Fuego 107 y Tucumán 172.

Formosa, por su parte, no registró casos.

En este contexto, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, confirmó que la curva de positividad de los testeos continúa en descenso, al igual que la cantidad de casos de contagios y advirtió que, «en aquellos lugares donde hayan bajado los casos, hay que mantener los cuidados y la consulta ante el primer síntoma».

Durante el reporte que brinda los viernes sobre la situación epidemiológica, la funcionaria indicó que, «al analizar los números del coronavirus en la Argentina y ordenarlos por inicio de síntoma, el número más elevado de contagios fue el 13/10 con 15.972 positivos, mientras que el mayor número de decesos fue el 9/10 con 383 fallecimientos».

«Es importante volver a compartir que la estrategia de testeos es una parte relevante, pero no es la única de la gestión de los casos de la pandemia. Cuando un caso se detecta, es muy importante que esa persona reciba los cuidados, haga el aislamiento y se identifiquen bien a los contactos estrechos, y, si alguno presenta síntomas, seguir esa cadena para poder interrumpir y minimizar la transmisión del virus», indicó la funcionaria.

En tanto, la temporada de verano comenzó formalmente y 16 provincias establecieron reglamentaciones internas así como acuerdos limítrofes y regionales para colaborar en el desplazamiento de turistas y evitar los rebrotes, como permisos de circulación, la utilización de aplicaciones o la tramitación de reservas en hoteles o casas de alquiler.

En ese marco, el Gobierno bonaerense y los municipios turísticos del distrito, desplegarán promotores sanitarios en las playas, realizarán testeos y controles de contactos estrechos de casos confirmados de coronavirus, enfocarán el cumplimiento de protocolos y lanzarán aplicaciones con permisos y recomendaciones de cara a la temporada de verano que se extenderá hasta el 4 de abril, explicaron durante una conferencia en La Plata esta semana el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, y los ministros de Producción, Augusto Costa, y Salud, Daniel Gollan.

En el plano internacional, la pandemia continuó golpeando con fuerza al mundo y, principalmente, a Estados Unidos, donde se registró un triple récord de nuevos casos, decesos diarios y pacientes hospitalizados.

En tanto, el director general del organismo OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, celebró el progreso vivido este año en el campo de las vacunas, pero manifestó su preocupación «ante la creciente percepción de que la pandemia se acabó».

«La verdad es que en estos momentos, muchos países están sufriendo una alta transmisión del virus, lo que pone enorme presión en hospitales, cuidados intensivos y trabajadores sanitarios», explicó.

A casi un año del inicio oficial del brote en China, la Covid-19 infectó a más de 65,6 millones de personas en el mundo y causó más de 1,5 millones de víctimas mortales, según el conteo actualizado de la Universidad Johns Hopkins.

El anuncio reciente de campañas de vacunación masivas inminentes en el Reino Unido y Rusia llenó de esperanzas a la población mundial, cuya vida diaria se vio afectada con estrictas restricciones en un intento de frenar el avance del virus.