Este domingo a la madrugada comenzó la etapa de distribución de las 300 mil vacunas Sputnik V contra el Covid-19 que llegaron en avión el jueves. La idea del Gobierno es que estén distribuidas el lunes para comenzar a aplicarlas de forma simultánea el martes en los 24 distritos de la Argentina. Ayer, Moscú autorizó su uso para mayores de 60 años y el Gobierno nacional anticipó la llegada de más dosis para enero y febrero.

La idea es que cuando llegue el otoño tengamos vacunada a la mayor cantidad de gente en riesgo, ese es mi objetivo. Mientras tanto, cuidarnos y que nuestros compatriotas entiendan que el riesgo está latente y que hay que evitar las aglomeraciones como las de los últimos días”, sostuvo el presidente Alberto Fernández durante el anuncio.

La empresa privada Andreani, que donó el servicio de traslado de la vacuna, es la responsable de hacer la distribución. Los camiones comenzaron desde la madrugada desde la planta de operaciones de Avellaneda. Primero, hacia los destinos más alejados y, por último, a la zona del Área Metropolitana de Buenos Aires. Solo para Tierra del Fuego y Santa Cruz el envío será en avión.

Las dosis de la vacuna rusa, la primera que llega al país, entraron por el aeropuerto internacional de Ezeiza el 24 de diciembre a la mañana, tras un vuelo de 18 horas desde Moscú. La mayor cantidad estará destinada a la Provincia de Buenos Aires.

Una de las dificultades es garantizar la cadena de frío: la Sputnik V debe permanecer a menos de 18 grados bajo cero. Por eso, de allí, fueron transportadas en tres semirremolques “supercongelados” para productos biológicos refrigerados a una temperatura de entre -18° y -30° hacia la planta de Avellaneda. Los seguía una fuerte custodia policial.

La distribución por vía terrestre tiene 35 destinos en los 24 distritos y se utilizan 5 semirremolques supercongelados, 5 containers refrigerados, 56 thermopallets y más de 600 conservadoras de frío.

La empresa señaló que el operativo más parecido fue el realizado durante la pandemia de Gripe A (H1N1), cuando se trasladó el medicamento antiviral Tamiflu en todo el territorio nacional.

Provincia por provincia

Son 297.000 las dosis que se distribuirán en las 24 jurisdicciones argentinas. Quedará un remanente de 3.000 “por las dudas”, es decir, de back-up.

Según el detalle provisto por el Ministerio de Salud, además de las 146.100 dosis que quedarán en el radio porteño-bonaerense, las provincias que más dosis recibirán son, lógicamente, Santa Fe (24.100), Córdoba (21.900), Tucumán (11.500), Mendoza (11.100) y Entre Ríos (10.100).

Siguen, en orden de “más” a “menos” dosis, Salta, con 8.300; Chaco, con 7.700; Corrientes, con 6.700; Santiago del Estero, con 5.900; Misiones, con 5.200; San Juan, con 4.700; Jujuy, con 4.600; y Río Negro, con 4.400.

Por último, a Neuquén le tocan 3.600 dosis; a Formosa, 3.400; a San Luis, 3.300; a Chubut, 3.000; a Catamarca, 2.800; a La Rioja, 2.600; Santa Cruz, 2.400; a La Pampa, 2.300; y a Tierra del Fuego, 1.300.

El personal de la Salud a nivel nacional oscila el millón y medio de personas, por lo que en esta primera tanda se cubrirá el 20%. Pero conviene recordar que este jueves solo llegará al país “media vacuna”: la Sputnik V incluye dos dosis (que deben administrarse con 21 días de diferencia), cuya composición no es idéntica.

Fuente La Unión Digital